Expansión

Denodo abre la primera oficina de una empresa española en Palo Alto

Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma. Este viejo refrán es el que se ha aplicado a sí misma la joven empresa gallega Denodo Technologies que ha abierto la primera oficina de una compañía española de tecnologías de la información en Palo Alto (California), el corazón del Silicon Valley. Y es que, como explicaba en rueda de prensa su fundador y consejero delegado, Ángel Viña, el mercado del software, al que ellos se dedican, 'se mueve con parámetros globales' y 'de poco sirve que tu tengas en España clientes de la talla de Telefónica, BBVA, Comunitel, Red Eléctrica o el Ministerio de Defensa como es su caso si quieres tener un papel relevante en este sector'.

Denodo, que cuenta entre sus inversores con Rosalía de Mera, fundadora y accionista de Inditex, y la empresa nacional de Innovación (Enisa), asegura tener una tecnología de software 'única en el mundo' que permite a las empresas acceder e integrar información de fuentes de datos dispersas y heterogéneas (bases de datos, páginas web, correos electrónicos, blogs o buscadores) en tiempo real. Pero, la start up española ha visto necesario invertir cinco millones de euros en la nueva oficina de EE UU porque 'allí está el espíritu innovador', pero sobre todo porque es la mejor manera de sacar partido de la proximidad de muchos agentes que hacen que tu producto se integre con el de otro y penetre en un mercado internacional'.

Equipo directivo

Además de la oficina, Denodo ha creado para su primera apertura internacional un sólido equipo directivo, formado por el propio Ángel Viña y otras cuatro personas de amplia experiencia en el sector y conocimiento del mercado estadounidense. Entre ellos está el indio Suresh Chandrasekaran, que con más de 17 años de experiencia, ha trabajado para empresas como Compaq o AltaVista, y que hoy está liderando el trabajo de posicionar a Denodo al otro lado del Atlántico. 'Lo primero que estamos haciendo es entrevistarnos con analistas como Gartner y Forrester, porque al final son ellos quienes dicen si tienes futuro o no. Para este sector es clave aparecer en sus perspectivas de futuro, y de momento, los retornos que estamos teniendo son francamente positivos e ilusionantes', dice Viña.

La compañía española, que cuenta entre sus planes con la comercialización de forma directa de sus soluciones y también a través de acuerdos con terceras empresas que integren la tecnología de Denodo en sus propias soluciones, no descarta dar entrada a un socio inversor financiero extranjero a partir de 2007 para acometer otros mercados europeos y Asia. Y siempre con la misma arma: una herramienta ágil, flexible y fácil de instalar que permite a las empresas tener una única fuente de información que les ayuda a ir viendo los cambios necesarios en sus procesos de negocio para ser competitivos. 'La necesidad de disponer de información instantánea ha crecido un 300% en cuatro años', subraya Viña, quien confiesa que la compañía tiene hoy alrededor de 40 clientes pero que 'el volumen tiene que venir a partir de ahora; nuestra esperanza es que las ventas de escala nos vengan movidas por la oficina internacional'.

Denodo tiene también oficinas en Madrid y en La Coruña, donde la empresa concentra su I+D, al que dedica el 30% de su plantilla, que hoy suma 65 empleados.