Centro de distribución

Ikea abrirá su segundo mayor centro logístico de Europa en Tarragona

La multinacional sueca Ikea construirá en Tarragona su segundo mayor centro de distribución de Europa, sólo superado por el que la compañía tiene en su localidad natal de Älmhult (Suecia), de 325.000 metros cuadrados. Las nuevas instalaciones, cuyas obras se iniciarán el próximo año, estarán ubicadas en la localidad de Valls (Tarragona). En este municipio, la compañía ya cuenta con un centro logístico de 150.000 metros cuadrados, que está operativo desde el año 2003.

El director de expansión de Ikea Ibérica, Jaime García-Alegre, explicó que la nueva plataforma que dará servicio a todo el sur de Europa se desarrollará en tres fases y supondrá una inversión de 110 millones de euros. En un primer momento alcanzará los 131.000 metros cuadrados, aunque sobrepasará los 250.000 cuando esté finalizado, en el año 2010, y supondrá la creación de 300 empleos.

García-Alegre también señaló que están manteniendo conversaciones con la Generalitat para construir un nuevo establecimiento Ikea en Cataluña. 'Nos hemos reunido con el consejero Antoni Castells (responsable de las carteras de Economía y Comercio) para negociar un nuevo centro en Barcelona, concretamente en la comarca del Vallés'.

Actualmente, el grupo sueco cuenta con ocho centros distribuidos en todo el territorio español, dos de ellos en Cataluña, concretamente en las localidades de Badalona y en Hospitalet de Llobregat. En este local destinarán seis millones de euros a ampliar las plazas de aparcamiento.

La inversión prevista para su nueva tienda en Barcelona rondará los 60 millones de euros. Este local se enmarca dentro del plan de expansión de la compañía previsto hasta 2015 y que prevé la apertura de 25 nuevos establecimientos en la Península Ibérica, de los que tres se construirán en Portugal, según explicó el director general de Ikea Ibérica, André de Wit.

La compañía dispone por el momento de 1.000 millones de euros para llevar a buen puerto su plan de expansión, aunque de Wit aseguró que el grupo elevará finalmente este presupuesto. La compañía también proyecta a largo plazo contar con nuevos centros en Tarragona y Girona.

Ikea celebró ayer sus diez años en España. La compañía se instaló en el país con su centro de Badalona. Este local ha registrado desde el año 1996 una afluencia de público superior a los 22 millones de personas. La tienda es una de las que mayores ingresos reporta a la compañía, ya que superó el pasado año los 100 millones de euros.

Durante 2005, las tiendas de Ikea en la Península recibieron 16 millones de visitantes.