Sentencia

El Supremo anula una multa de Competencia a Telefónica por la campaña 'Los planes claros'

El Supremo ha anulado una multa de 8,4 millones de euros impuesta en marzo de 2000 por el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) a Telefónica por el lanzamiento de la campaña de publicidad Los planes claros. En opinión de Competencia Telefónica tenía el objetivo de obstaculizar el acceso al mercado de Retevisión. El TDC calificó la conducta de Telefónica como restrictiva para la competencia.

La cuantía de la sanción ya había sido reducida hasta los 901.500 euros por la Audiencia Nacional, que estimó sólo en parte el recurso presentado por Telefónica. En su sentencia ratificó el argumento de Competencia en el sentido de que Telefónica había puesto en marcha una campaña de publicidad sobre unos productos aún no autorizados por el regulador. Y redujo la multa al considerar que la campaña fue de escasa duración (un mes) y a la ausencia de pruebas de la existencia de una distorsión de la libre competencia en el mercado.

Para el Supremo la actuación de Telefónica no es susceptible de ser sancionada como lo hizo el TDC. 'El mero hecho de que dicha campaña publicitaria pudiera calificarse de desleal por no reflejar de modo suficientemente destacado la necesidad de la previa autorización administrativa o por contener otras indicaciones no suficientemente exactas, no es sancionable'. El Supremo añade que no lo es además, 'si, como en este caso ocurrió, no distorsiona gravemente las condiciones de competencia en el mercado con perjuicio para el interés público'.

TELEFÓNICA 3,67 -0,56%

Sanciones históricas

La multa impuesta en 2000 por el TDC fue calificada como histórica en su momento y, de hecho, fue durante dos años y cuatro meses la mayor sanción recibida por Telefónica. Pero pronto fue desbancada. En octubre de 2002, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) dejó en nada la multa del TDC con 18 millones de sanción por incumplir la regulación.

Este apercibimiento duró menos de dos años como número uno de la lista de mayores multas a Telefónica. En abril de 2004 llegó la sanción que vino a romper todos los registros. El TDC castigó a la operadora con el pago de 57 millones por una denuncia interpuesta por la patronal de telefónicas alternativas.