Reforma laboral

La conversión de temporales en fijos se bonificará desde mañana

El plan de choque para que las empresas conviertan a sus trabajadores temporales en fijos entrará en vigor mañana, 1 de julio. Según este plan, incluido en la reforma laboral recién aprobada, el empresario recibirá bonificaciones en forma de rebajas de las cotizaciones a la Seguridad Social equivalentes a 800 euros anuales durante tres años por cada trabajador que convierta en indefinido. Los empresarios se beneficiarán de estas ayudas hasta el 31 de diciembre de este año.

La contratación indefinida inicial de determinados colectivos como mujeres, mayores de 45 años, jóvenes, discapacitados y víctimas de la violencia de género o exclusión social también estará incentivada desde mañana con un nuevo programa de bonificaciones que oscilarán entre 500 euros y 3.200 euros mensuales por trabajador al año, durante cuatro años.

Asimismo, los empresarios pagarán desde mañana 0,25 puntos menos en la cotización por desempleo de todos los trabajadores indefinidos y 0,20 puntos menos en la cotización al Fondo de Garantía salarial. Estas son las principales novedades incluidas en el Real Decreto de Reforma Laboral aprobado ayer por el pleno del Congreso de los Diputados con 304 votos a favor (PSOE, PP, CiU, ERC y Coalición Canaria); 10, en contra (PNV, EA, Nafarroa Bai y BNG) y cinco abstenciones (IU-ICV y CHA).

No obstante, todos los grupos políticos solicitaron que la norma se tramite como Proyecto de Ley para poder incluir alguna modificación. Si bien dichos cambios, que se presentarán a través de enmiendas, no afectarán al núcleo de la reforma, según se comprometieron los propios grupos. Dicho esto, todos los representantes de los grupos parlamentarios lanzaron duras críticas al texto de la reforma y coincidieron en que no ha cubierto las expectativas que había levantado.

Algunos cambios

Fuentes parlamentarias de CiU explicaron que las propuestas de cambio que presentarán los nacionalistas catalanes estarán orientadas a mejorar las ayudas al empleo de los discapacitados, como por ejemplo que puedan acumular varias bonificaciones; en segundo lugar propondrán mejoras para las pymes y el desarrollo legal de las actividades de recolocación de los despedidos en ajustes de plantillas.

El texto final con los cambios de los grupos estará en vigor a mediados de octubre.