CincoSentidos

Warren Buffet se entrega a la filantropía con Bill Gates

El inversor dona 31.000 millones de dólares y duplica el fondo de ayuda

La Biblioteca Pública de Nueva York fue ayer el escenario en el que Warren Buffet, de 75 años, firmó unos documentos que le convierten, en términos monetarios, en una de las personas más generosas del mundo. El hombre con la segunda fortuna del planeta se comprometió por escrito a donar el 85% de una fortuna valorada en 44.000 millones de dólares a cinco fundaciones, cuatro de ellas familiares. Curiosamente la que más recibe es la que presiden sus amigos Bill (50 años) y Melinda Gates (de 41 años), quienes encabezan la lista de las personas más ricas del mundo.

La fundación creada por el fundador de Microsoft y su esposa, suma a su actual fondo de 30.000 millones de dólares los cerca de 31.000 millones que ayer se comprometió a dar Buffett. Es toda una herencia en vida de un hombre que ayer no hacía más que repetir que su salud es magnífica.

La histórica noticia se conoció el domingo en EE UU y los Gates reaccionaron oficialmente mostrando una gran impresión por la generosidad del inversor. Melinda Gates aseguraba ayer que no podían 'estar más honrados'. A cambio de tan fabulosa donación, el fundador de Microsoft, nombró a Buffett fideicomisario de la que es ya una macrofundación cuya labor social está enfocada a la salud y la educación. Bill Gates dijo que esperaba que esto animara a la gente con fortunas a pensar en el destino de éstas.

El fundador de Microsoft dice que espera que esto anime a las personas con grandes fortunas a pensar en darlas un buen destino

Buffett explicó que distribuirá el 5% de la donación anualmente. Así, en 2006 se donaría medio millón de acciones y la misma cantidad en años sucesivos con la condición de que Bill, Melinda o uno de ellos estuvieran en la fundación. Eso significa que este año reciben 1.500 millones de dólares (en acciones que se revalorizan una media del 6% al año) y que la cantidad final donada puede ser mayor que la hoy estimada.

Los expertos creen que la macrofundación privada de los Gates puede, con su poder, llegar a definir la dinámica de la moderna cooperación. De hecho, la OMS tiene un presupuesto anual 100 millones menor que este regalo de Buffett.

Además de Gates, Buffett ha dado en vida parte de su legado a las fundaciones que presiden sus tres hijos además de la Susan Thompson Buffett Foundation, en homenaje a su esposa, fallecida en 2004 y que se dedica a promocionar la salud, la planificación familiar y las causas pro-elección (a favor del derecho al aborto).

El inversor no dejó de hacer comentarios jocosos mientras abrazaba a sus hijos y les daba en vida su herencia para las fundaciones. Dijo que no le temblaba la mano. Ayer declaró que era fácil dar el dinero después de haber dedicado toda su vida a acumularlo, filosofía que le une al matrimonio Gates.

Para Buffett, un defensor del mantenimiento de los impuestos de sucesiones que eviten dinastías de dinero, 'dar el dinero a Bill y Melinda es lo natural'. Según Buffett la fundación está dirigida de forma impecable 'y tiene los objetivos adecuados'. Esta donación llega en el mismo momento en el que se debate en el Congreso recortar los impuestos de sucesiones en EE UU, algo a lo que Buffett y los Gates se oponen.

Este inversor dice que cree firmemente en lo que dijo otro generoso millonario Andrew Carnegie. 'Inmensas fortunas que en gran parte fluyen de una sociedad deben ser revertidas en gran parte en esta sociedad'. 'Creo que una persona rica debe dejar a sus hijos lo suficiente para que hagan algo pero no tanto como para que no hagan nada', ha afirmado en varias ocasiones.

Buffett no dejó de repetir que era un hombre con suerte por haber nacido en EE UU y haber tenido oportunidades de prosperar.

Los Gates, los mayores filántropos

Hace unos días Bill Gates dijo que dejará sus responsabilidades al frente de Microsoft poco a poco para centrarse en su fundación. Entonces, el consejero delegado de la empresa, Steve Ballmer, afirmó que 'Gates pasa de ser el mayor visionario del mundo a ser al mayor filántropo'. Así es. Con los 30.000 millones de dólares donados a la organización que lleva su nombre y el de su mujer, los Gates están al frente de una fundación privada tres veces mayor que la segunda en el ranking, la Ford Foundation, con unos 11.000 millones de dólares. Bill y Melinda Gates han sido premiados con el Príncipe de Asturias y junto con Bono, líder de U2 han sido calificados por Time como 'los modernos samaritanos'.

Su fundación trabaja a través de socios, normalmente ONG, en casi todo el mundo y aunque empezó enfocándose en la educación, las escuelas y el acceso de éstas a las tecnologías de la información, ha ampliado el enfoque de su obra a la salud global. A ello dedica el 60% de sus fondos. Para Gates el objetivo es acabar con las tres grandes enfermedades, la malaria, el VIH/sida y la tuberculosis. Además de donar medicinas, la fundación financia proyectos para investigar vacunas preventivas de estas enfermedades.