Transporte aéreo

Los pilotos de Iberia convocan 7 días huelga en protesta por su nueva aerolínea de bajo coste

El sindicato de pilotos de Iberia SEPLA ha convocado siete jornadas de huelga, del 10 al 16 de julio próximos, en protesta por el anuncio de la antigua compañía de bandera de crear la línea de bajo coste Catair, que reduciría los vuelos que operan desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona.

Los pilotos consideran que la creación de esa línea afectará a 350 de los 1.900 pilotos de Iberia, si bien el portavoz del SEPLA, Bernardo Obrador, ha dicho que "para nosotros es una cuestión de principios, porque creemos que empiezan por Barcelona, pero que esta supresión de vuelos de alcance europeo se extenderá luego a ciudades como Sevilla, Valencia o Santiago".

El sindicato ha pedido "perdón" a los usuarios por las molestias que les ocasionarán los paros, aunque han argumentado que en esta ocasión "los convocamos con tiempo suficiente para que la gente pueda reestructurar sus vacaciones", ha considerado en rueda de prensa Obrador. No obstante, ese portavoz confía en que se llegue a una solución antes de la huelga.

El portavoz del SEPLA ha afirmado que en esta ocasión "no se trata de una huelga por el convenio, ni por el dinero, ni por los festivos. Es una protesta contra la creación de una línea aérea que amenaza nuestros puestos de trabajo". Según Obrador, "en tres años Iberia va a reducir 27 aviones que operan desde Barcelona, curiosamente cuando Catair dice que tendrá treinta aviones en el mismo período de tiempo".

Bernardo Obrador ha advertido que, en contra de lo que se dice, "Catair sí que podría recibir slots -derechos de vuelo, aterrizaje y despegue- de El Prat que ahora está operando Iberia, siempre que tuviera el 25% del capital, incluso aportándolos como capital". Catair será un compañía de vuelos baratos en la que Iberia tendrá un mínimo del 20% y en la que también participarán como socios la constructora ACS, Nefinsa, Iberostar y Agrolimen.