Banca

Sabadell abre la negociación laboral en el Urquijo

Responsables del Banco Sabadell y de la sección sindical del Banco Urquijo se reunieron ayer por segunda vez desde que el grupo catalán adquirió la entidad especializada en banca privada, hace ahora un mes. æpermil;ste era, sin embargo, el primer encuentro en el que ambas partes intentaban llegar a un acuerdo sobre el contenido del protocolo de fusión que el Sabadell acordó firmar con la plantilla el pasado 26 de mayo.

Como es lógico, en la reunión no se logró llegar a un pacto, pero tampoco se acercaron posiciones, según señalan fuentes sindicales.

Fuentes de la plantilla del Urquijo aseguran que a pesar del compromiso del Sabadell de firmar un protocolo de fusión, la propuesta que el banco catalán puso sobre la mesa fue la de realizar un plan de prejubilaciones hasta septiembre. Y sería después cuando se firmase el pacto.

Según las mismas fuentes, en todas las fusiones que se han negociado hasta el momento el proceso ha sido al revés. Primero se ha firmado el protocolo de fusión y luego se han debatido el número de prejubilaciones y las condiciones.

El grupo que preside Josep Oliu asegura que su idea era seguir adelante con las prejubilaciones que tenía en marcha el Urquijo antes de su venta. Los sindicatos aseguran, sin embargo, que el plan de prejubilaciones del Urquijo finalizó en enero, y la propuesta del Sabadell era poner en marcha otro plan, pero rebajando las condiciones salariales del anterior.

En el Sabadell se insiste en que el objetivo es actuar como se hizo cuando se absorbió el Atlántico, con ajustes de plantilla no traumáticos y realizados de forma gradual, buscando la integración del mayor número de personas en el grupo.

Ajuste de platilla

En la reunión de ayer, el Sabadell volvió a explicar a los sindicatos que su intención era cerrar 24 oficinas entre el Urquijo y Sabadell tras su fusión y eliminar 341 empleos, el 3,3% del grupo financiero catalán y el 41% del banco que acaba de adquirir.