Vivienda

Los británicos redoblan su apuesta residencial por España

La compra de inmuebles se dispara un 30% entre ciudadanos de Reino Unido

El año pasado llegaron 750.000 británicos al aeropuerto de San Javier, en Murcia. Muchos llegaron como turistas ocasionales, pero otros tenían planes de quedarse, y pasaron a engrosar la floreciente colonia de británicos residentes en Murcia (8.562 en 2005), y de los 70.000 ciudadanos del Reino Unido que cada año demandan una vivienda en España.

El país se ha convertido en la primera opción de los británicos como destino de su segunda residencia, según el Barómetro que presentaron Barclays Bank y la escuela de negocios IESE IRCO sobre las tendencias de la inversión inmobiliaria de los británicos en España. El informe indica que el 65% de los británicos escogen a España para hacer inversiones inmobiliarias, que ascendieron en 2005 a 90.000 residencias; un 30% más que en 2004.

María Pin, investigadora del IESE, asegura que una de las principales razones de este 'boom' es que España 'ofrece una excelente estructura legal para la compra de vivienda, en comparación con otros países, donde el trámite de una hipoteca puede tardar hasta un año'.

El mayor número de residentes británicos (42.196) vive en Alicante, pero Murcia es su nuevo destino preferido en España, por su clima benigno y saludable, una línea costera bien comunicada y su proyección como la 'capital europea del golf'. Según el Barómetro, Murcia se perfila como el enclave del turismo residencial, a pesar de la escasez de agua y de infraestructura. Las previsiones para 2006 indican que el número de residentes británicos aumentará un 46% en Murcia y lo hará un 35% en Almería, otro destino que está ganando un espacio entre las preferencias, por encima de sitios de veraneo con mayor renombre como Alicante, Las Palmas, Málaga, Baleares y Tenerife, regiones donde se ha masificado la compra de segunda vivienda y se han encarecido los precios.

Los ayuntamientos españoles habían empadronado a comienzos de 2006 a 270.000 británicos, un 28,6% más que el año anterior. 'Eso les convierte en la colonia más numerosa entre los ciudadanos comunitarios, y la quinta si se incluyen todas las nacionalidades', expresó Pin. Además. La colonia británica es el colectivo de extranjeros con mayor edad promedio, con 51 años.

El número de británicos afiliados a la Seguridad Social ascendió en 2005 a a 1.470, de los que 763 pertenecen al régimen general y 665 al de autónomos, lo que indica que los británicos empiezan a desarrollar sus propios negocios en España.

Entre tanto, Murcia es la cuarta provincia por volumen de residentes británicos, donde se espera que hasta 2007 se terminen 83.686 viviendas. Almería es la quinta provincia con más residentes del Reino Unido, quienes acuden a la zona atraídos por las infraestructuras, la escasa urbanización y los precios asequibles en zonas de interior y levante.

En 2005, los precios de la vivienda en Almería se incrementaron un 16%.

Dura competencia con otros destinos

El Barómetro Barclays-IESE señala que existen otros destinos con los que España debe competir para captar la inversión inmobiliaria británica, como Francia, Florida, Portugal, Italia, Marruecos y Croacia, que tienen varias ventajas competitivas, como las facilidades para alquilar la vivienda que se ofrecen en Florida, o los precios más bajos en Marruecos y el turismo residencial de alta calidad en Portugal.

Por ello, el estudio subraya que España debe mejorar algunos aspectos de sus servicios, como ofrecer más información en el idioma del país de origen, mejorar las infraestructuras y perfeccionar los canales de distribución.

El informe señala además que la administración pública debe apoyar la Marca España, y el sector financiero debe explotar mejor las ventajas financieras, ya que las hipotecas en euros son más bajas que las que se constituyen en libras.