Operación policial

España y Francia desarticulan la red de extorsión de ETA

España y Francia llevaron a cabo ayer una operación policial conjunta en la que detuvieron a doce presuntos miembros de la red de extorsión de ETA, según informó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien aseguró que estas detenciones no afectan 'en nada' al proceso de paz.

Entre los detenidos se encontraban algunos dirigentes históricos de la banda como Julen Kerman de Madariaga, de 73 años, cofundador de ETA y actualmente dirigente de Aralar, y Ángel Iturbe Abásolo, supuesto responsable de la red desarticulada y hermano de Domingo Iturbe alias Txomin, que fue máximo líder de ETA.

Madariaga, Iturbe Abásolo y otros cinco presuntos miembros de la red fueron arrestados en Francia, donde residían y donde estaba la dirección del aparato, mientras en España fueron detenidos otros cinco, presuntamente encargados de distribuir cartas reclamando el 'impuesto revolucionario', contactar con los extorsionados, fijar plazos y vías de pago, entregar recibos y recibir el dinero.

Rubalcaba informó de que los arrestos culminan una investigación de dos años contra una red que llevaba 'muchos' operando en el País Vasco, y puntualizó que se trata de 'un' aparato, para añadir: 'no sé si hay cúpula de extorsión y probablemente nadie lo sepa'.

En España, la red invertía presuntamente los beneficios obtenidos y también hacía desaparecer ese capital de los circuitos financieros regulares y fiscalizables, trasladándolo a paraísos fiscales.

En la operación, que aún continúa abierta, han sido embargados bienes patrimoniales con un valor superior a los 700.000 euros. Entre ellos, está un establecimiento de hostelería cuya clausura ha ordenado el juez, así como otros inmuebles adquiridos con lo recibido por las extorsiones. Además, han sido bloqueadas más de medio centenar de cuentas bancarias en entidades financieras españolas y francesas, cuya naturaleza está siendo investigada.

l El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantiene su intención de anunciar en breve al Congreso su intención de iniciar el diálogo directo con ETA, un paso para el que dispone del apoyo de todo el arco parlamentario, salvo el PP.