Buen gobierno

La apuesta de Gamesa por el desarrollo sostenible

El órgano de administración de Gamesa se ha volcado en el desarrollo sostenible como consecuencia de las corrientes de transparencia y de su enfoque en energías renovables.

Los estatutos de la compañía establecen un máximo de 15 administradores, pero el consejo de administración de Gamesa cuenta en la actualidad con sólo 10 consejeros. Un número que encaja en los cánones y recomendaciones de buen gobierno y que permite a la empresa no tener que contar con una comisión delegada o ejecutiva, a pesar de que sus estatutos contemplan que, en el caso de existir, debería reflejar el mismo equilibrio que mantenga el consejo en lo referente a las diferentes clases de administradores.

La empresa considera que la existencia de una comisión de este tipo no se justifica en la actualidad, ni por el número de administradores que se sientan alrededor de la mesa del consejo, ni por la necesidad de mantener más reuniones de las que celebra el pleno. De acuerdo con los datos que figuran en el informe anual de gobierno corporativo que la empresa con sede en Vitoria envía a la CNMV, el consejo celebró durante el ejercicio 2005 un total de 15 reuniones.

GAMESA 16,98 -4,42%

El papel de la RSC. Pero mucho más activa fue la comisión de nombramientos y retribuciones, que se convocó en 20 ocasiones. Eso, a pesar de que los estatutos únicamente recogen la obligación de que este comité se reúna un mínimo de dos veces al año. Buena parte de su trabajo tiene que ver con la dedicación prestada a los asuntos relacionados con la responsabilidad social corporativa, uno de los aspectos más mimados por la empresa, que audita su memoria de sostenibilidad y que ha conseguido la calificación de in accordance del GRI. Se trata del máximo reconocimiento a una memoria por parte de este reputado organismo internacional que ha elaborado un estándar para la elaboración de las memorias de RSC. En enero de 2006, 'y como consecuencia de la importancia que se concede a la responsabilidad social corporativa', Gamesa creó una dirección de RSC que, bajo la dirección de la secretaría general, coordina las políticas, iniciativas y actuaciones en esta materia. 'Esta proximidad con el consejo es un claro reflejo de la importancia que el mismo concede a la RSC en la compañía', explican en Gamesa.

Comisión de auditoría. La comisión de auditoría, que está integrada por dos independientes uno de ellos, José Madina, la preside y dos dominicales, mantuvo durante el pasado ejercicio 12 reuniones. De esta comisión depende funcionalmente el departamento de auditoría interna, que se encarga de informar, asesorar y reportar los riesgos asociados al balance y a las áreas de actividad de la compañía.

Un solo ejecutivo. En el consejo de administración de Gamesa sólo se sienta un administrador con la condición de ejecutivo. Es el consejero delegado, Guillermo Ulacia, que fue designado como tal por el consejo de administración en diciembre de 2005. El resto del consejo está compuesto por cinco dominicales y cuatro independientes, por lo que el peso de estos últimos en el órgano de administración de la compañía es del 40%.

Límite de edad. Los consejeros de Gamesa tienen limitado su mandato en función de la edad. Para el presidente o el consejero delegado la jubilación forzosa está fijada en los 65 años. El resto de los administradores tienen su referente en los 70 años. Al cumplirlos deberán abandonar su cargo.

Accionistas dispersos. Gamesa asegura dedicar un especial esfuerzo a fomentar la participación de los inversores institucionales y que debido al carácter internacional de su actividad, su accionariado está diseminado por todo el mundo, 'por lo que es difícil localizar accionistas propietarios de volúmenes sustanciales de acciones'. Eso sí, sus accionistas tienen la oportunidad de votar a distancia y por medios electrónicos en las juntas de accionistas a las que sólo pueden acudir físicamente aquellos que posean un mínimo de 300 acciones.

Sin mujeres en el consejo. No hay mujeres en el consejo de administración de la empresa. Sin embargo, el grupo asegura que se aprecia 'una progresiva incorporación de mujeres en la cadena de mando y en la totalidad de los departamentos'.

De momento, la plantilla de Gamesa Eólica, por ejemplo, está compuesta por un 78% de hombres. Un porcentaje que se eleva hasta el 93% en el caso de Gamesa Servicios. Sólo en Gamesa Energía el número de mujeres se eleva hasta el 32%.

Evaluación anual. De acuerdo con los estatutos de la empresa, el consejo de administración dedica una de sus reuniones anuales a evaluar su funcionamiento y la calidad de sus trabajos. Se trata de una de las recomendaciones que aparecen en el recientemente aprobado Código Unificado.

Retribuciones transparentes. En el Informe Anual de Gobierno Corporativo se refleja la retribución individualizada de todos los consejeros, indicando las dietas percibidas por asistencia a las reuniones del consejo de administración, de la comisión de auditoría y cumplimiento y de la comisión de nombramientos y retribuciones.