Motor

La planta de GM en Figueruelas inicia las pruebas para fabricar el Combo en 2007

La planta de General Motors en la localidad aragonesa de Figueruelas ha realizado en las dos últimas semanas diversas pruebas para incorporar la producción de la furgoneta Combo en 2007. El comité de empresa de la fábrica da por seguro que este modelo dejará de producirse en Azambuja (Portugal), para la que se buscan alternativas para evitar el cierre.

Todo apunta a que la producción de Figueruelas en 2007 será de 1.100 unidades del Corsa, 900 del Meriva y 300 del Combo, con lo que se alcanzarían los 2.100 vehículos diarios que el presidente de GM Europa, Carl-Peter Foster , consideró, el pasado febrero, 'volumen óptimo'.

Carlos Guerrero, de CC OO y secretario del comité de empresa, señaló a Cinco Días, que 'lo que se está jugando con la permanencia o el cierre de Azambuja es si GM cumple los compromisos asumidos en el Plan Olimpia para no cerrar plantas en Europa. Tenemos la impresión de que está produciendo un cambio de estrategia empresarial que siembra la incertidumbre sobre la continuidad de las fábricas europeas, pese de los fuertes recortes de personal sufridos, especialmente en Alemania, aunque de Figueruelas también han salido más de 600 trabajadores'.

Sin deslocalizaciones

El Comité Europeo ha convocado un pleno para el 3 de julio, en el que se valorarán las movilizaciones y la oportunidad de nuevas convocatorias, si no se ha logrado asegurar la continuidad de la planta portuguesa, que ocupa a 1.200 trabajadores.

Fernando Bolea, representante en el Comité Europeo, reconoció a este periódico por otra parte que 'el anuncio de la fabricación del Chevrolet en Polonia ha provocado inquietud, pero eso no significa que vaya a deslocalizarse una parte de la producción del Corsa y, de momento, la empresa no ha dicho nada al respecto'. El emplazamiento de fábricas en Rusia y Polonia está siendo percibido como un riesgo de deslocalización por parte de las fábricas alemanas y eso explica su utilización en las movilizaciones en protesta por el temido cierre de Azambuja.