Relevo de Caruana

Rajoy pide consejo a Rato sobre los relevos del Banco de España

El catedrático Ángel Luis López Roa, miembro del consejo de gobierno, es el mejor colocado frente a otros nombres como el de Elvira Rodríguez

La más que previsible designación de Miguel Ángel Fernández Ordóñez como próximo gobernador del Banco de España en sustitución de Jaime Caruana ha creado a Mariano Rajoy un problema que en su partido se ha llegado a encajar con un cierto desasosiego. Y es que, en breve, el líder del PP tendrá que proponer al subgobernador y elegir entre lo políticamente correcto para no sembrar la discordia y lo que le dicta su corazón.

La primera opción, que es la que va a respetar, le va a llevar a consultar con Rodrigo Rato, hoy sentado en el sillón más alto del Fondo Monetario Internacional, cuál es la apuesta más aconsejable. Quienes conocen bien al ex vicepresidente del Gobierno pronostican que el mejor colocado para tomar el relevo de Gonzalo Gil no es otro que el catedrático Ángel Luis López Roa, actual consejero del banco y director de la tesis sobre el ajuste fiscal con la que el propio Rato se convirtió en doctor de economía aplicada.

Los círculos de influencia que dentro del PP aún tienen peso en el ámbito económico aconsejan no perder de vista a otro catedrático sentado también en el consejo de la institución. Su nombre es José María Marín, quien ha disfrutado de una excelente química con Caruana, y tiene a su favor un perfil político algo más agresivo que el de Roa.

Pero ocurre que, puestos a interpretar, precisamente, la afinidad política como virtud, a Mariano Rajoy le atraería más otro nombre y en este caso es de mujer. Elvira Rodríguez, ex secretaria de Estado de Presupuestos y ex ministra de Medio Ambiente (el primer cargo la marcó más que el segundo porque va más con su trayectoria profesional), podría ejercer como subgobernadora el contrapeso ideal para evitar que Miguel Ángel Fernández Ordóñez, 'convierta en una sucursal del PSOE el Banco de España'.

La frase es de un alto dirigente del Partido Popular, convencido de que para compensar políticamente la apuesta de Pedro Solbes por el ex secretario de Estado de Hacienda 'no sirven dos catedráticos de perfil puramente técnico'.

Rizando el rizo, este dirigente que toma asiento en la planta noble de Génova, 13, (sede nacional del PP), opina que si su partido renunciara a dar la batalla política, 'habría que hacer caso a Caruana y colocar como subgobernador a Viñals'. El apellido lo lleva en propiedad José Viñals, un economista de gran prestigio que ocupa una de las cinco direcciones generales del viejo edificio remozado de la calle Alcalá.

'Por mucho que Caruana se esfuerce ahora en dar una imagen neutral, sabe que Viñals tiene el veto del PP ya que en el partido se le considera un equilibrista entre la izquierda y la derecha que ha equivocado su camino'. La percepción que se tiene en el PSOE es muy diferente por cuanto el tándem Fernández Ordóñez/Viñals se vería con una gran tranquilidad.

La ley de autonomía del Banco de España no dice en ninguno de sus párrafos que el subgobernador tenga que ser pactado por el Gobierno con el principal partido de la oposición, pero la tradición manda. En cualquier caso, la lógica aconseja que haya buena relación entre el gobernador y su segundo y el PP está dispuesto a forzar hasta el último extremo su capacidad de influencia. 'Tenemos claro que ni a Zapatero ni a Solbes les conviene ahora hacer del nombramiento del subgobernador una guerra que incendie la institución. Estamos dispuestos a evitarlo, pero no nos vamos a arrodillar', dice otra voz del PP.

La mayoría de los que en este partido conocen el carácter gallego de Rajoy están convencidos de que la designación de la pareja con la que Fernández Ordóñez tendrá que bailar los próximos seis años vendrá dictada desde Washington. 'Mariano respetará el consejo de Rodrigo', afirma de manera taxativa quien interpreta con precisión la forma de hacer del líder del PP. 'Si para ello tiene que traicionar el corazón, lo hará', añade en referencia a la partida que puede perder en este juego Elvira Rodríguez, una economista pasional que comenzó su carrera en el PP de la mano del hoy director gerente del FMI y que lentamente trabó una estrecha relación de amistad con Rajoy y su mujer que, en algunos círculos del partido no ha sido bien interpretada.

¿Y qué tiene que decir a todo esto el responsable de Economía del PP?, puede decirse a modo de pregunta del millón. Pues quien le conoce bien asegura sin ambages que después de haber jugado por libre, Miguel Arias Cañete obedecerá órdenes.

Fernández Ordóñez suma respaldos políticos

Convergència i Unió y el PNV ya han hablado con Pedro Solbes de la sustitución de Jaime Caruana al frente del Banco de España con una predisposición enteramente favorable a respaldar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez como gobernador. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, tiene una última conversación pendiente con el vicepresidente económico, pero sus aspiraciones puede decirse que ya están colmadas con la presencia en el consejo del Banco de España de Guillem López, elegido en febrero del año pasado con el apoyo añadido de Esquerra Republicana de Cataluña.El caso del Partido Nacionalista Vasco es diferente. Después de un contacto informal con Solbes, ya le ha enviado el curriculo de un prestigioso economista afín a esta formación que ambiciona ocupar la vacante que el propio Fernández Ordóñez dejará en el Consejo del Banco cuando sea nombrado gobernador. Tanto Fernández Ordóñez como el vicepresidente económico están interesados en que la ruptura de las relaciones entre el Gobierno y el PP en el ámbito de la lucha antiterrorista no se traslade también al terreno económico, donde quedan por negociar asuntos de calado como el relevo al frente del propio Banco de España o el nuevo modelo de financiación autonómica. Tanto uno como otro están dispuestos también a echar el resto para que las demás formaciones políticas no hagan casus belli del relevo de Caruana y éste se produzca con el menor ruido político posible.En el PSOE se desea que la obligada comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso de Fernández Ordóñez como gobernador transcurra con tanto sosiego y respeto como las que en su día protagonizaron Luis Ángel Rojo o el propio Caruana.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En