Música

La piratería musical se duplicó en Internet en 2005 y el §top-manta§ cae un 2%

La piratería musical se duplicó en Internet en 2005 (508 millones de descargas ilegales frente a los 270 millones de 2004) mientras el 'top-manta' descendió sólo 2 puntos (del 24 al 22%). Estos son los datos más relevantes dados a conocer hoy en la Conferencia Mundial contra la Piratería que se celebra hasta el próximo viernes en Madrid con la presencia de 130 representantes de 48 países de todo el mundo.

John Kennedy, presidente ejecutivo de IFPI (Federación Internacional que representa a la industria discográfica en todo el mundo) justificó la celebración de esta Conferencia en España por ser la situación "alarmante" -dijo- en este país en donde el problema de la piratería ha alcanzado una "gran escala".

Kennedy recordó que mientras en 1999 la piratería representaba un 4% en 2005 ésta ha alcanzado ya el 40% y afirmó que este problema "hace mucho daño a la música local".

Por su parte, el presidente de Promusicae (Productores de Música de España), Antonio Guisasola, calificó ee "situación desesperada" la que está viviendo España en materia de piratería musical y señaló que este es uno de los países donde más ha crecido este problema.

"En los últimos cinco años el mercado español se ha reducido en un 40% y eso implica unas pérdidas de 500 millones de euros",señaló.

æscaron;ltimos datos

Según IFPI, aunque la piratería física descendió en 2005 en los citados dos puntos, España sigue siendo uno de los 10 países prioritarios en la lucha contra este problema.

Este organismo calcula que el año pasado se distribuyeron en España 12,5 millones de copias falsas de CDs y DVDs musicales y se realizaron más de 508 millones de descargas ilegales de archivos musicales en Internet (por encima de la primera estimación que preveía 350 millones) lo que supone un incremento del 100 por cien frente a los 270 millones de descargas ilegales de 2004.

Esta situación ha provocado unas pérdidas ya mencionadas que superan los 500 millones de euros para todos los sectores implicados (productores, autores, artistas, distribuidores, fabricantes...). También un beneficio superior a los 65 millones de euros para las redes mafiosas en 2005 y una pérdida de empleos en el sector del 20%. Además los nuevos lanzamientos de las compañías se redujeron en un 14% el año pasado por este motivo.

Plan antipiratería

Durante la conferencia, la secretaria general técnica del Ministerio, Concepción Becerra, hizo especial hincapié en la implicación del actual Ejecutivo español para luchar contra la piratería en todas sus modalidades y se refirió en concreto al Plan Integral Antipiratería aprobado por el Gobierno en abril de 2005 que adopta, por primera vez, "una estrategia global" frente al problema.

En este sentido, el Ministerio de Cultura es consciente de que "los mayores desafíos" vienen derivados del desarrollo tecnológico,que debe avanzar conjuntamente con la propiedad intelectual. Añadió que la campaña de sensibilización iniciada por el Ejecutivo, que se mantendrá todo este año y también en 2007 y a la que se han destinado 2,8 millones de euros, pretende "poner en valor el proceso creativo".

Posición de los artistas

La cantante y compositora española Carmen París, presente en la conferencia, señaló que su colectivo es uno de los más perjudicados por la piratería musical, sobre todo si estos autores no son intérpretes.

"Es una cuestión de concienciación social -afirmó- aunque el público la propiedad intelectual como algo abstracto y etéreo". Para la artista una de las causas de la piratería está en la "banalización del arte producida en los últimos años" que ha llevado, en su opinión, a que la gente haya perdido el respeto a la música.

"Internet debería ser un soporte más pero no hemos estado preparados para este cambio. La propiedad intelectual debe ser un bien como cualquier otro", aseguró.

Mariano Pérez (presidente de Warner Music España), habló en representación de las compañías discográficas, y apuntó a la red como "el gran enemigo" además de la piratería en la calle.