Mercados

La bolsa cae en mayo casi un 5%, el mayor descenso desde septiembre de 2003

La bolsa española ha perdido en mayo un 4,64%, la mayor caída desde septiembre de 2003, afectada por los descensos del resto de plazas internacionales y por el miedo de los inversores a que se acentúe la subida de los tipos de interés y se detenga el crecimiento económico mundial. A pesar de todo, los movimientos han sido interpretados por muchos analistas como una mera corrección después de la buena racha que llevaban viviendo los mercados desde principios de año.

La mayoría de los expertos definen las caídas como una brusca corrección, ya que la inflación no se ha disparado en los principales países del mundo, la producción crece con vigor y los resultados empresariales todavía son crecientes.

De entre las plazas internacionales, las mayores caídas correspondieron a los parqués de Tokio, con el 8,51%; el Nasdaq, en torno al 6%; Fráncfort, el 5,28%; París, el 4,98%; Londres, el 4,97%; Hong Kong, el 4,82%; Milán, el 3,5%; el SP 500, algo más del 3% y el Dow Jones algo menos del 2%. Pese a todo, la bolsa española ocupa el segundo lugar en la listade ganancias acumuladas por las principales plazas mundiales desde enero, debido a la buena racha en que se había visto inmersa desde que comenzó el año.

Sólo Hong Kong, que suma un avance del 6,6%, ha superado al Ibex-35 hasta mayo, ya que en estos cinco meses el índice español se revaloriza el 5,65%, seguido de Fráncfort, con el 5,26%. París sube desde el comienzo de año el 4,56%; el Dow Jones, algo más del 4%; Milán, el 2,09%; Londres, el 1,87%; el Euro Stoxx-50, el 1,63% y el SP 500, alrededor del 1,5%.

Nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia

Este mes se ha caracterizado por el inesperado efecto de algunas noticias, como la nacionalización de los yacimientos de hidrocarburos en Bolivia. Al día siguiente el petróleo alcanzaba un nuevo máximo histórico en 75 dólares por barril, lo que no impedía que la bolsa prosiguiera su carrera hacia el máximo anual, conseguido el día 9 -12.083,30 puntos-.

En ese recorrido, que se interrumpiría al día siguiente, después de que la Reserva Federal estadounidense subiera los tipos de interés del 4,75 al 5%, intervinieron los rumores de compras, las fusiones y los datos de empleo estadounidenses de abril -se crearon menos puestos de trabajo de lo previsto, 138.000-. Desde el máximo anual y tras aguantar dos días por encima de 12.000 puntos, la bolsa empezó la cuesta abajo ayudada por los fondos de alto riesgo -"hedge funds"-, la revalorización del euro a 1,29 dólares ante la aceleración del crecimiento en Europa y el previsible endurecimiento de la política monetaria en el Viejo Continente.

Del 12 al 22 de mayo, los diez días más negros

Otros factores que intervinieron en el descenso, que entre el día 12 y el 22 se tragó más de 1.000 puntos, el 9%, y situó a la bolsa por debajo de 11.000 puntos, fueron el leve crecimiento del IPC estadounidense y el de la zona euro y el anuncio de China de que dejaría fluctuar con mayor libertad a su moneda y que subiría los tipos de interés. Esto frenaría el crecimiento de la cuarta economía del mundo y el consumo de materias primas, lo que afectó a las empresas extractoras y transformadoras y a la cotización de estos recursos, así como a los mercados latinoamericanos.

Con el programa nuclear iraní coleando y la temporada de huracanes en el Golfo de México a la vista, el petróleo seguía cerca de los máximos del ejercicio y también entorpecía la evolución de la bolsa, que desde el día 12 de mayo estaba presidida por la volatilidad.

Mayor caída desde marzo de 2004

A partir de esa fecha se registró la mayor caída desde mediados de marzo de 2004 -el día 17 perdió el 3%- y el principal avance en doce meses -el 23 avanzó el 1,92%- y resultaban habituales oscilaciones diarias superiores al 1 por ciento, tanto positivas como negativas.

Al final del mes, con el PIB estadounidense creciendo menos de lo previsto en el primer trimestre, el 5,3%, Telefónica recuperó el protagonismo de la bolsa tras anunciar que doblaría el dividendo hasta 2009, lo que contribuyó a reducir las pérdidas. Pese a la situación vivida en este período se han sucedido tres salidas a bolsa, las de Parquesol, Grifols y Astroc.

Los mejores y los peores valores del mes

En cuanto a la evolución de los principales valores del mercado, los integrantes del Ibex-35, 31 acabaron con pérdidas y sólo cuatro consiguieron ganancias. La mayor caída correspondió a Sogecable, el 16,98%, afectada por la posibilidad de que pierda los derechos de emisión de algunos equipos de fútbol, en tanto que Iberia bajó el 11,26% por el crecimiento de sus pérdidas en el primer trimestre del año.

Con un descenso superior al 10% terminaron Sacyr, que bajó el 10,71%, después de que la francesa Eiffage le negara la representación demandada en su consejo, en tanto que Abertis cayó el 10,61% tras anunciar su fusión con la italiana Autostrade. Arcelor, con la mejora de la OPA por parte de Mittal y a pesar del anuncio de fusión con Severstal, lideró las ganancias con un alza del 2,2%, mientras que Telefónica Móviles, ante la próxima integración con su matriz, recuperó el 2,19%.

Por su parte, Metrovacesa, con las OPAs de sus principales accionistas a cuestas, subió el 0,97%, y Telefónica, el 0,55%, por sus planes de negocio y el incremento del dividendo. En cuanto al resto de los grandes valores, la situación en Latinoamérica afectó a BSCH, que cayó el 8,3%; a Repsol, con un descenso del el 8,07%, y a BBVA, que perdió el 7,65%, mientras que Iberdrola cedió el 2,98% y Endesa, el 0,68%.