Opa hostil

Del Pino se anticipa a los requisitos de Competencia

Los planes que ayer avanzó Ferrovial para BAA si se convierte en el dueño del primer grupo de aeropuertos del mundo reflejan el intento del grupo español de aplacar los posibles recelos de las autoridades británicas de Competencia y de anticiparse a sus eventuales exigencias.

Así lo demuestra el afán por anunciar medidas encaminadas a mejorar la eficiencia de costes del propietario de los aeropuertos británicos como son el recorte de gastos (incluidos los de plantilla), la externalización de funciones, venta de activos y una estructura financiera 'flexible'. Con esto trataría de lanzar un mensaje de calma a los reguladores británicos, preocupados por que la abultada deuda que heredarán los compradores de BAA impida que se cumpla eficazmente el plan de inversiones comprometidas.

Además, hace un guiño a la Office of Fair Trading (OFT), que el jueves pasado sembró la incertidumbre sobre la opa al anunciar una investigación sobre la posición de dominio de BAA, con el 63% del tráfico aéreo británico. La OFT anunció la posible venta de activos como conclusión final de la Comisión de Competencia si se abre expediente. Y Ferrovial ya dejó abierta ayer esta posibilidad.

FERROVIAL 23,17 -0,56%

El grupo, que se mostró 'decepcionado' por el no de BAA, comunicó ayer a la CNMV que su oferta del 20 de abril de 810 peniques la acción la ha aceptado el 0,36% del capital hasta el lunes, el mismo nivel que hace una semana.

Ferrovial baja peso

La constructora, sin explicar el motivo, ha bajado su peso en el consorcio comprador al pasar del 64% al 61,8%. De este porcentaje, el 10% lo mete en una nueva filial, Ferrovial Investor. Caisse du Québec asume la diferencia y tendrá que aportar más en la opa.