Vivienda

El suelo expropiado revertirá a su dueño si no se urbaniza

La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, aseguró ayer que el anteproyecto de la Ley del Suelo contempla el derecho a la reversión de los bienes expropiados cuando hayan transcurrido diez años sin que se haya concluido la urbanización.

Trujillo profundizó en las medidas orientadas a 'aumentar la transparencia en el mercado y asegurar la posición de sus agentes', anunciando que el anteproyecto recoge asimismo 'la retasación de los bienes expropiados cuando se alteren los usos o la edificabilidad del suelo mediante una modificación parcial del planeamiento y eso suponga un incremento de su valor', informa Europa Press.

La ministra, que participó ayer en la sesión inaugural del Foro Inmobiliario organizado por el Instituto de Empresa, añadió además que 'se indemnizará a los propietarios expropiados cuando sea imposible su participación en las actuaciones de urbanización y se potenciará la capacidad del Registro de la Propiedad como un instrumento de garantía para los agentes del mercado y para los ciudadanos en general'.

La accesibilidad universal, movilidad, eficiencia energética, o la prevención de la contaminación son algunos de los 'requisitos básicos y mínimos de sostenibilidad' que han de cumplir todos los desarrollos urbanísticos, según el anteproyecto de la nueva ley. Trujillo aseguró que el informe de sostenibilidad económica deberá ponderar el impacto de los desarrollos urbanísticos en las haciendas públicas. Asimismo, señaló que se exigirá que las autoridades competentes eleven un informe de seguimiento de actividad urbanística al órgano de gobierno que corresponda o que la administración forestal comunique al Registro de la Propiedad la situación de los terrenos incendiados 'a fin de que se mantengan como suelo rural durante el plazo previsto en la Ley de Montes'.

Trujillo anunció que la futura norma establecerá 'un plazo mínimo para que los propietarios de suelo puedan ejercer la facultad de participar en la actividad urbanizadora, y se prohibirá bajo sanción de nulidad de pleno derecho que los convenios urbanísticos puedan imponer más cargas sobre las establecidas legalmente a los propietarios sin su consentimiento'. Por último, insistió en que los terrenos se valorarán atendiendo a criterios objetivos, pero primando las iniciativas que se hayan desarrollado sobre los mismos.

Un 63% más de vivienda en el plan cuatrienal

La titular de Vivienda hizo ayer balance de las actuaciones llevadas a cabo en los dos años de legislatura transcurridos y estableció diversas comparativas entre el Plan Vivienda 2005-2008 y los programas anteriores. Así, señaló que el plan establece la disponibilidad de un 63% más de viviendas, un total de 720.000, en todas sus modalidades. Explicó que están previstas 226.400 viviendas de nueva construcción para compra, un 22% más que las recogidas en el anterior plan; 51.500 ayudas para la adquisición de vivienda usada, un 82% más; 150.500 incentivos para rehabilitación, lo que supone un incremento del 9%; y 118.000 ayudas para la urbanización y adquisición de suelo.

En vivienda de nueva construcción para alquiler, las previsiones estiman que se podrán promover unas 105.300 casas.