Mensaje

BBVA condiciona el futuro de Latinoamérica a que se cumplan las normas

El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, lanzó ayer una llamada de atención a los Gobiernos latinoamericanos al afirmar que su futuro depende de que se cumplan las normas. El banco español ha sido obligado por Bolivia a devolver las acciones de petroleras que gestiona en un fondo de pensiones.

El BBVA volvió ayer a lanzar un mensaje a los países latinoamericanos. La entidad, que cuenta con importantes inversiones en esta región, advierte que la inestabilidad política de la región puede dar al traste con su recuperación económica. Ayer, le tocó el turno al consejero delegado del banco, José Ignacio Goirigolzarri, un día después de que su presidente reclamara también 'un marco institucional democrático' en América Latina.

Goirigolzarri afirmó que el futuro de los países emergentes y, especialmente, de Iberoamérica, depende 'de que los gobiernos defiendan con rigor el sistema democrático y cumplan las normas y los principios del Estado de Derecho moderno', lo que les asegurará la prosperidad económica y social.

Estas declaraciones se producen después de que el Gobierno de Bolivia haya exigido al BBVA la devolución de 'manera gratuita' de las acciones de petroleras que gestiona en un fondo de pensiones. El Ejecutivo boliviano dio el pasado lunes un plazo de tres días al BBVA y al grupo suizo Zurich para entregar estos títulos.

BBVA 5,53 -0,36%

Goirigolzarri, que ayer participó en la clausura del Congreso Internacional sobre Desequilibrios Globales y Gestión del Riesgo organizado por el BID y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), añadió que 'un sistema financiero fuerte es decisivo para el desarrollo de Latinoamérica'.

El conflicto en Bolivia, sin embargo, no repercutirá en las cuentas de resultados de la entidad española, ya que el peso de este negocio es muy reducido. De hecho, la inversión del BBVA en este país latinoamericano apenas asciende a los tres millones de euros. En 2005, Bolivia aportó un beneficio atribuido al grupo de 2,3 millones de euros. Una opinión que es compartida por los analistas, que aseguran que la cotización del banco no se resentirá por este contratiempo.

Sin embargo, algunos temen que la llegada de Evo Morales a la presidencia de Bolivia pueda desatar una nueva oleada de populismo en la región.

El banco dará a Bolivia los títulos de las petroleras

El fondo privado de pensiones del BBVA en Bolivia ha aceptado traspasar a la petrolera estatal YPFB las acciones que gestionaba en tres empresas de hidrocarburos que están en proceso de nacionalización, entre las que se encuentra la española Repsol. Así lo confirmó Ildefonso Núñez, gerente general de la administradora de Fondos de Pensiones (AFP) Previsión, filial de BBVA en Bolivia. Núñez aseguró que el banco está dispuesto a entregar las acciones de las petroleras nacionalizadas, pero exigió una compensación por ello, algo que el Gobierno de Evo Morales se niega a conceder. 'No voy a decir que la medida es ilegal, pero deberemos llegar a un acuerdo aún cuando el Gobierno boliviano interprete que actúa dentro del marco legal', señaló Núñez. 'Nuestra posición es la de no regalar las acciones'. Sin embargo, el presidente boliviano ha asegurado que 'no hay nada que indemnizar' porque no están 'expulsando ni expropiando a nadie', en respuesta a unas declaraciones del vicepresidente segundo del ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes.