_
_
_
_
æscaron;ltima

Los diamantes a partir del cabello llegan al mercado internacional

Japón, EE UU y Europa son los mercados de este producto, que ha sido bien acogido en el sector funerario

Obtener un recuerdo inolvidable de un ser querido que ha fallecido. Con este objetivo, la empresa sevillana Irisgem ha desarrollado un proyecto pionero en todo el mundo que se basa en la elaboración de diamantes a partir del pelo humano. La aceptación de esta propuesta en el mercado funerario nacional ha sido excelente, hasta el punto de firmar acuerdos con los principales grupos del país, como Intur. De ahí que la firma haya decidido abrirse al mercado internacional, donde la oportunidad de negocio se multiplica.

Estados Unidos, Japón o países europeos como Bélgica, Francia, Alemania e Italia son los destinos potenciales que se marca Irisgem a corto plazo para su proyección internacional, aunque la empresa espera llegar a todo el mundo con esta idea, que ha patentado. De hecho, existen otras firmas de reciente creación en Suiza y EE UU que se dedican a transformar las cenizas en diamantes, pero Irisgem es la primera que lo hace con pelo humano. 'El porcentaje de incineraciones es bajo y reduce el mercado, mientras que el cabello es algo que tradicionalmente ha servido de recuerdo y que produce menos pudor a los familiares', asegura Iván Ezcurra, director comercial de Irisgem.

Aunque la idea se proyectó hacia el sector funerario, el éxito de la iniciativa ha propiciado que se abra el mercado. De este modo, la empresa apuesta por la elaboración de diamantes a partir de los cabellos mezclados de parejas como símbolo de amor. De ahí su proyecto de llegar con su producto a distintas joyerías. Asimismo, la empresa ha vislumbrado el potencial que existe en el mercado de las mascotas en países como Japón e Inglaterra, por lo que se podrían elaborar diamantes a partir de sus pelajes.

En cuanto al perfil de las personas que reclaman los servicios de Irisgem, Iván Ezcurra asegura que 'no existe un patrón definido', ya que se acercan personas de todas edades y de distinto sexo sin distinción, porque el diamante no está hecho sólo para ser engarzado en un anillo, lo que podría reducir el mercado a las mujeres.

Hasta el punto en el que se encuentra actualmente, el camino de Irisgem ha sido duro. Tras cinco años de investigación, su producto vio la luz a finales del pasado año, una vez demostradas las calidades de los diamantes elaborados en sus laboratorios. De hecho, contienen las cuatro características fundamentales de este tipo de piedra preciosa, como son el peso, la pureza, el tallado y el color.

El precio de los diamantes va de los 1.225 euros a los 13.860, dependiendo de los quilates que se reúnan, un valor muy asequible teniendo en cuenta las cifras que alcanza esta piedra preciosa en el mercado. Además, se presenta en diferentes colores, como el verde, el amarillo o el azul.

El proceso de obtención del diamante ha sido elaborado con gran precisión y se basa en el sometimiento del carbono del cabello a las mismas condiciones que se dan en la naturaleza, a una temperatura de 1.500 grados centígrados y una presión de 45.000 atmósferas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_