Declaración de Viena

Zapatero pide a Bolivia que conjugue sus intereses y los de empresas españolas

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, planteó el viernes al presidente boliviano, Evo Morales, que el futuro de las empresas españolas en Bolivia debe resolverse por medio de una negociación 'a fondo' que combine el interés nacional boliviano con la rentabilidad de las empresas.

Al término de la IV cumbre UE-América Latina y Caribe, Rodríguez Zapatero resumió así su encuentro 'positivo, sincero y clarificador' con Morales y expresó su confianza en que la negociación entre Bolivia y las empresas afectadas por la nacionalización de los hidrocarburos concluya con un acuerdo 'nuevo para Bolivia y bueno para España'. Morales, se reunirá el sábado con el líder brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, por la situación de la empresa estatal Petrobras en Bolivia.

La Declaración de Viena firmada en esta Cumbre refleja la decisión de la UE y Centroamérica de 'entablar negociaciones' hacia un acuerdo de asociación, así como el compromiso de la Unión y la Comunidad Andina de abrir 'durante 2006, un proceso conducente a la negociación' de este tipo de convenio.