Energía

Dos compañías energéticas austriacas acuerdan su fusión y crean un nuevo 'campeón nacional'

La energética austriaca OMV ha anunciado hoy la compra de la mayor eléctrica de ese país, Verbund, por unos 13.100 millones de euros. La polémica fusión, que ha conseguido crear un nuevo 'campeón nacional' austriaco, ha recibido ya críticas de algunos analistas que opinan que la fusión fue motivada por el Gobierno y de que carece de lógica empresarial.

OMV y Verbund emitieron un comunicado en el que exponen que la adquisición creará una compañía integrada de petróleo, gas y electricidad, que conseguirá ahorrar costes y faciliatar la expansión de la nueva empresa en Europa central y del este.

La empresa resultante se llamará OMV Verbund y estará valorado en cerca de 29.000 millones de euros. El director ejecutivo de la petrolera, Wolfgang Ruttenstorfer, y su homólogo de Verbund, Hans Haider, dirigirán de manera conjunta la nueva compañía. La transacción se realizará en efectivo y en acciones y se financiará con deuda y con ampliación de capital. Las compañías esperan que la operación, condicionada por la aprobación de la Comisión Europea y de las autoridades austriacas, esté cerrada antes de final de año.

El gobierno de Austria, que posee un 31,5% de OMV y un 51% de Verbund, ha respaldado el acuerdo y algunos inversores temen que la operación apunte más a crear un gigante nacional que al sentido económico. La operación requiere aún la aprobación del parlamento austriaco, aunque tanto Gobierno como oposición se han mostrado favorables a apoyar la fusión.

El argumento de las empresas es que la polémica fusión contribuirá a cubrir la creciente demanda por electricidad en una región de acelerada expansión. "La nueva compañía se unirá a la lista de los mayores grupos energéticos de Europa en el campo del petróleo, el gas y la electricidad, con lo que asegurará su posición competitiva de largo plazo," dijeron OMV y Verbund en su declaración conjunta. OMV dijo que espera beneficios en ingresos y costos de al menos 100 millones euros anuales.

Los analistas ven un movimiento político

Sin embargo, los expertos no están del todo de acuerdo. Numerosos analistas han puesto en duda el beneficio de la fusión de OMV, ante todo una refinería de petróleo crudo, con Verbund, una generadora hidroeléctrica. Citigroup ha recordado una operación similar en Finlandia, que intentó combinar ambas actividades en el citado país, no tuvo ningún éxito. "La empresa fusionada será vulnerable al descuento por ser un conglomerado," estimó Citigroup en una nota de análisis.

Merrill Lynch, por su parte, ha explicado que OMV puede estar creando "problemas en su modelo de negocios de compañía petrolera" con la operación. "Creemos que la fusión está incentivada por el Gobierno," se puede leer en la nota de análisis de UBS.