Beneficios

Caixa Catalunya gana un 78,6% más por la venta de Amena

Caixa Cataluña obtuvo un beneficio neto de 117,6 millones de euros en el primer trimestre, lo que supuso un crecimiento del 78,6% sobre marzo de 2005. Sin embargo, gran parte de este incremento se debió a la venta de la participación del 1,4% en Amena.

El primer aniversario de Narcís Serra al frente de Caixa Cataluña ha culminado con un aumento espectacular de los beneficios del 78,6%.

La entidad contabilizó un resultado neto de 117,6 millones de euros en el primer trimestre, aunque incluye las elevadas plusvalías (que no cuantifica) sobre unos ingresos de 106 millones por la venta del 1,4% de Amena. Queda pendiente el traspaso a France Télécom del restante 0,7%, que se ha pactado en los próximos tres años.

Caixa Cataluña estima que la venta del total de la participación del 2,1% de Amena reportará unos ingresos de 160 millones. Esta operación se ha contabilizado en 2006 porque la entidad mantenía su presencia en Amena directamente, mientras que los otros socios españoles concentraban sus participaciones en el holding Auna. De esta forma, France Télécom adquirió Auna antes de terminar 2005.

El enorme impacto de las plusvalías en los resultados del primer trimestre se diluirá a lo largo del año al pesar menos en el resultado final, explica un portavoz. Con todo, su efecto puede duplicar el ritmo de crecimiento del negocio bancario en el conjunto del ejercicio. 'La entidad mantiene un nivel de aumento sostenido del beneficio ordinario de entre el 15% y el 20%. Con la operación de Amena, el incremento del resultado final podría situarse al cierre de 2006 en el 40%', aseguraron las mismas fuentes.

Esta tendencia se confirma con la evolución del margen ordinario en el primer trimestre, que ascendió a 345,3 millones, con un aumento del 51,3%, recogiendo el incremento de las comisiones, de los resultados de la actividad aseguradora (crecieron por encima del 79%) y de la venta de la participación de Amena.

El incremento interanual del crédito gestionado fue del 24,5%, alcanzando los 37.245,7 millones. Los créditos hipotecarios crecieron un 33,1%, mientras que la actividad comercial, con un saldo de 2.000 millones, y los préstamos personales y cuentas de crédito contabilizaron aumentos del 22,2% y del 16,1%.

El presidente de la entidad, Narcís Serra, que accedió al cargo en marzo de 2005, cerró el año pasado un pacto sindical para incorporar 1.000 puestos de trabajo netos hasta 2010 para poder llevar a cabo el plan de crecimiento previsto, que contempla la apertura de hasta 40 oficinas anuales.