Inversión española

Las empresas advierten que la inversión en Bolivia se reducirá

El Club de Exportadores, que agrupa a grandes empresas que venden en el exterior, advirtió ayer que las inversiones españolas en Bolivia se reducirán drásticamente por el clima de inseguridad a raíz de la nacionalización de los hidrocarburos.

Incluso antes de la nacionalización de los hidrocarburos, Bolivia ya era un país poco atractivo para los inversores españoles. De hecho, en diciembre de 2005 ocupó el último puesto en el índice de valoración de la inversión en el exterior, elaborado por el Club de Exportadores e Inversores, que representa a empresas exportadoras con inversiones en el exterior, y la consultora Iberglobal.

El ascenso de Evo Morales al poder, y la constante inestabilidad política contribuyeron a la pérdida de interés por parte de los inversores no solo de España. Según Iberglobal, en 2003 Bolivia recibió mil millones de dólares por concepto de inversión extranjera y, en 2005, captó solo cien millones de dólares.

Juan José Zaballa, director de Iberglobal, asegura que la situación será aún peor a raíz de la nacionalización, aunque no cuantificó el recorte que sufrirán las inversiones españolas en Bolivia.

Los inversores creen que el flujo de dinero del exterior es fundamental para el crecimiento de Bolivia, el país con mayores índices de pobreza de Sudamérica.

Los empresarios también mostraron su preocupación por la posibilidad de que, en medio del proceso de nacionalización, Bolivia expropie los bienes de las multinacionales petroleras. 'No está claro cuál será el precio que pague Bolivia por la expropiación de activos, si bien se ha establecido un plazo de seis meses para negociar', comenta Zaballa, quien considera que, si se diera el caso, el gobierno español y las compañías deberán exigir compensaciones a Bolivia. Otro motivo de preocupación para los empresarios es la posibilidad de que la nacionalización se produzca en otros países de América Latina.

Zaballa considera que, a pesar de los riesgos, las multinacionales españolas no se retirarán de Bolivia, y entrarán en negociaciones con el gobierno de Morales.

El último informe de 'Estudios de Política Exterior', coincide con esa opinión. El estudio, que aborda la nacionalización hidrocarburífera en Bolivia, afirma que las compañías afectadas, caso de Repsol YPF, podrán continuar con sus operaciones en ese país, porque el mandatario andino solo desea un mayor porcentaje del negocio que generan. Si ocurriera lo contrario, Venezuela está lista para ocupar su lugar, asegura el informe.

Crece la confianza en los países de América Latina

América Latina, en su conjunto, es la región con mejor valoración en el indice de Confianza de los Mercados Emergentes, presentado ayer por Iberglobal.

En abril, la zona alcanzó una puntuación de 7,4 sobre diez en la valoración de los exportadores e inversores españoles, frente al 6,2 alcanzado por la región del Magreb, y el 6,7 de Europa del Este.

El continuo crecimiento económico de América Latina ha contribuido al repunte en el índice de confianza en la región. Sin embargo, la confianza podría mermar si continúa la inestabilidad política que vive la zona.

En general, el informe presentado ayer constata un crecimiento de la confianza en todas las regiones del planeta, factor que no se ha visto acompañado en 2005 por la evolución de las exportaciones españolas.