Reforma directiva

El Ecofin apoya acotar los poderes de los reguladores bancarios

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE apoyaron el viernes la intención de la Comisión Europea de reformar la directiva sobre banca para acotar los poderes de los reguladores nacionales. Bruselas expresó su intención el pasado verano, cuando interpretó que el entonces gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, había aprovechado la vaguedad de la actual norma para obstaculizar las opas de BBVA y ABN Amro sobre BNL y Banca Antonveneta, respectivamente.

Con el respaldo político obtenido, el comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, se propone presentar antes de final de año una definición más estricta del artículo 16 de la directiva y, así, impedir que los gobernadores puedan extralimitarse en sus atribuciones.

Durante su reunión, los ministros se comprometieron a mejorar la coordinación entre los supervisores financieros de los distintos Estados miembros. El objetivo es reducir los costes para el sector, pero sin llegar a crear un regulador único.

Para aumentar la eficiencia de la supervisión, los Veinticinco prevén la creación de un mecanismo de mediación entre reguladores este mismo año para el sector de valores, y en 2008 para la banca y los seguros. El Ecofin también insistió en la necesidad de trabajar sobre formatos comunes. Por ese motivo prevé fijar un mecanismo de delegación que operará desde finales de 2007.