Reforma

La Generalitat aprobará el martes la nueva Ley de Cajas

La Generalitat aprobará este martes la reforma de la Ley de Cajas catalana, que permitirá al actual presidente de La Caixa continuar dos años más al frente de la entidad. El Ejecutivo además reforzará el papel de los directores generales de las 10 entidades de la región.

La nueva Ley de Cajas catalana está a punto de entrar en los trámites parlamentarios. El consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, señaló el viernes en Barcelona que la reforma será aprobada por el consejo ejecutivo el próximo martes, por lo que el texto definitivo podrá ver la luz en el mes de noviembre.

La Generalitat ha incluido un nuevo artículo en el que se refuerza la figura del director general, al detallarse cuáles serán los cometidos de los presidentes de las entidades. En Cataluña, los presidentes de las 10 cajas de la región no tienen funciones ejecutivas, aunque en la práctica algunos de éstos participan directamente en la gestión de las entidades.

Castells aseguró que el propósito de estos cambios es 'preservar el modelo catalán de cajas', que se basa en un 'equilibrio ajustado' entre el director general y los presidentes de las entidades. Añadió que el actual sistema ha funcionado hasta ahora bien, por lo que se trata de introducir reformas 'sensatas y puntuales'.

Otro de los aspectos que aborda esta reforma es la posibilidad de que el cargo de presidente esté remunerado. Hasta ahora, los únicos ingresos que percibían los máximos responsables de las cajas catalanas era en concepto de dietas por la asistencia a las reuniones del consejo. La Generalitat también da a las entidades la alternativa de que decidan la retribución fija de los consejeros generales.

La obra social ocupa también una parte importante en la nueva ley de cajas. La Generalitat ha hecho hincapié en que deben ser las fundaciones las encargadas de gestionar el reparto de estos fondos. El objetivo es garantizar que esta partida se destine a los fines indicados.

También se establece que la obra social debe tener 'una aplicación equilibrada y significativa', aunque no se incluye qué porcentaje del beneficio tiene que gastarse este concepto. La legislación estatal señala un tope máximo del 50% del beneficio, pero no menciona mínimos.

Fornesa podrá seguir hasta 2009 como presidente

El actual presidente de La Caixa, Ricard Fornesa, ya tiene garantizada su continuidad durante otros dos años más. Fornesa, que el próximo noviembre cumple 75 años, tendría que abandonar su cargo en abril de 2007 al superar el límite de edad fijado en los estatutos de la caja. Con la reforma de la ley catalana, que amplía la duración del mandato de los presidentes de cuatro a seis años, esta imposición sin embargo desaparece, por lo que podrá permanecer en el puesto hasta 2009. Una vez se apruebe el texto por el Parlamento catalán, las 10 entidades de la región tendrán que adaptar sus estatutos a los cambios.