Ofertas públicas de venta

Las compañías españolas se lanzan a la aventura del parqué

Después de la sequía de estrenos en los mercados sufrida en 2005, año en el que Corporación Dermoestética fue la única compañía que se atrevió a dar el paso al parqué, la fiebre de las salidas a bolsa se ha disparado entre las compañías españolas. Renta Corporación fue la primera este año que brindó con cava en el mercado madrileño el pasado 5 de abril. Hoy se estrena Parquesol, y este mismo mes le seguirá Grifols. Tras ellas lo harán LaNetro-Zed, GAM y BME. Pero no serán las únicas: numerosas empresas ya han hecho pública su intención de colocar parte de su capital social en los mercados españoles, y otras tantas han iniciado los trámites para conseguirlo. Pero ¿habrá sitio para todos?

Fue en el año 2000, tras la explosión de la burbuja tecnológica, cuando se produjo un frenazo en seco de salidas a bolsa, tras un periodo de numerosos estrenos. Desde entonces, tan solo una decena compañías se han atrevido a dar el gran paso, a pesar de la recuperación espectacular que están viviendo los mercados españoles desde 2004. En la actualidad, el Ibex-35 está a poco más de 1.000 puntos de distancia del récord que marcó a finales de 2002, y la mayoría de los títulos cotizan en una banda media-alta, lo que se traduce en valoraciones más positivas para las empresas y, por lo tanto, más dinero en el parqué. Lo que los empresarios llaman un buen momento, o al menos así lo demuestra la avalancha de salidas a bolsa que se puede producir a medio plazo.

Según Ignacio Chacón, director del departamento de Macroestrategia de Ibersecurities, ¢para compañías de pequeña y mediana capitalización es el momento perfecto, porque su evolución puede ser mayor que la de una compañía más grande¢. Sin embargo, también podría haber un riesgo de que se produjera un cierto atasco en el mercado, por lo que ¢el inversor ha de mirar con lupa lo que compra¢. Sin embargo, las próximas colocaciones irán dirigidas tan solo a inversores institucionales, por lo que los pequeños accionistas no podrán aprovechar los estrenos. Esto, según Chacón, es una buena señal, ya que ¢cuanto mejor es la oferta, más acude a ella el inversor institucional, y al particular apenas le queda nada¢.

Así tienen pensado hacerlo Parquesol ­que ya ha declarado que la demanda ha superado la oferta- y Grifols, que ya anunciado la fecha prevista de su salida a bolsa: el próximo 17 de mayo; la oferta de ambas compañías, que protagonizarán dos de los próximos estrenos, irá dirigida tan solo a inversores institucionales.

Pero además de Parquesol y Grifols, LaNetro-Zed, GAM y Bolsas y Mercados Españoles (BME) también tienen intención de estrenarse en bolsa durante este año. Y la lista no termina ahí: mientras algunas compañías como Telefónica Móviles, TPI, Cortefiel, Aldeasa o Amadeus podrían dejar de cotizar dentro de poco, la lista de las que cuentan entre sus planes con una salida a bolsa en un plazo próximo sigue aumentando: Riofisa, Itinere, Astroc, la constructora Grupo San José, la cadena de restauración Cantoblanco, la aerolínea Vueling o la sociedad de valores Renta-4 son algunas de las que suenan en las apuestas. A continuación, un repaso de los próximos estrenos en el parqué.

Parquesol

Esta inmobiliaria vallisoletana es la segunda del sector que pone sus pies sobre el parqué este año, después de que lo hiciera su rival Renta Corporación. Sus títulos comenzarán a cotizar hoy en la bolsa madrileña a un precio de 23 euros, lo que valora a Parquesol en 914 millones de euros. En la actualidad, la empresa está controlada por la familia fundadora, los Fernández Fermoselle, que venderá parte de sus acciones -pasará del 85% del capital social al 50,01%- tras la operación. Caja Castilla-La Mancha y Caja de Burgos también se encuentran entre los accionistas de la compañía, con un 10 y un 5% del capital, que está previsto que se mantenga.

Parquesol coloca en el mercado un 35,8% de su capital mediante una OPV y una OPS, incluidos los 1,85% millones de títulos que componen la green shoe, y la oferta se dirige tan solo a inversores institucionales, debido a que la compañía busca inversores con ánimo de permanencia. Los accionistas principales se han comprometido a no transmitir sus acciones durante el plazo de dos años tras la admisión a cotización.

Grifols

Este holding empresarial español especializado en el sector sanitario-farmacéutico tiene prevista su salida al parqué el próximo 17 de mayo. La antigua Probitas Pharma colocará sus acciones a un precio que oscilará entre los 4 y los 4,5 euros, lo que supone valorar la empresa entre 852 y 959 millones de euros, según el folleto informativo registrado en la CNMV. La colocación se llevará a cabo mediante una OPS por el 33% de su capital, dirigida a inversores institucionales: el 25% de su oferta irá dirigida a inversores patrios, y el 75% restante a extranjeros.

Los accionistas actuales de la compañía se han comprometido a no vender sus participaciones como muestra de su intención de permanencia. Así, el equipo directivo se mantendrá 12 meses sin vender sus acciones, y el periodo se verá reducido a 6 en caso de los socios de referencia. La compañía, que mediante la operación pretende conseguir financiación para afrontar nuevas transacciones en un futuro próximo, ya intentó salir a bolsa en julio de 2004. La salida tuvo que ser cancelada en el último momento, tan solo dos días antes de la fecha prevista, a causa de la mala racha en que estaban inmersos los mercados así como de la falta de demanda en la parte institucional ­ya que la oferta se dirigía también a particulares-.

General de Alquiler de Maquinaria (GAM)

Esta compañía asturiana, de tan solo tres años de vida, tiene prevista su salida a bolsa en la última semana de mayo o la primera de junio. Para ello, ya ha entregado el folleto definitivo a la CNMV, en el que detalla las condiciones de su colocación, que se dirigirá tan solo a inversores cualificados ­nacionales, europeos y estadounidenses-. En la actualidad, Dinamia y Nmás1 poseen el 78% del capital, y el resto es controlado por Caja Asturias y el equipo directivo. Tras su estreno en bolsa, se espera que Cajastur mantenga el 8% del capital, y el resto se reparta a partes iguales entre Dinamia, Nmás1 y losdirectivos de la compañía. La empresa pretende colocar en el mercado entre un 50 y un 55% de su capital total, valorado por los expertos en una franja de entre 250 y 350 millones de euros. Con su salida al mercado, mediante una OPV y una OPS, GAM quiere ganar visibilidad entre los inversores y conseguir también financiación para mantenerse como líder de su sector en nuestro país, del que actualmente controla el 7%.

LaNetro-Zed

La segunda compañía española de desarrollo de contenidos móviles anunció a mediados de marzo el acuerdo de su consejo para la colocación de una parte de la empresa en Bolsa, decisión que ratificaron sus accionistas el pasado 19 de abril. La colocación se realizará, probablemente, durante la segunda parte del año, e irá dirigida en exclusividad a inversores institucionales. La multinacional española, cuyo capital se reparte actualmente entre la familia Pérez Dolset (46%), Apax Partners (35%) e iNova Capital (18%), nació en 1996 pero no fue hasta 2002 cuando comenzó a ofrecer contenidos para móviles, su principal actividad en este momento. LaNetro ya retrasó en el año 2000 su salida a bolsa mediante una OPS, a causa del mal estado que atravesaban los mercados españoles.

Bolsas y Mercados Españoles (BME)

Esta sociedad agrupa a los mercados españoles de acciones, deuda y derivados: las bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao, así como otros mercados financieros organizados como el Meff, Aiaf y Senaf, y la central de compensación y liquidación de valores Iberclear. La colocación tendrá lugar probablemente después de agosto, aunque en un principio la intención era que BME saliera a bolsa antes del verano. Los actuales accionistas de la sociedad son el Grupo Santander (13,5%), el BBVA (10,38%), el Banco de España (9,8%), La Caixa (5,55%), PNB Paribas (4%) y Ahorro Corporación (3%). Según las últimas operaciones de compraventa de acciones, el valor de BME oscilaría en torno a los 1.000 millones de euros, por lo que el precio de sus títulos se situaría entre los 11,2 y 13,1 euros. La salida a bolsa de BME se produce en medio de la esperada modificación de la Ley del Mercado de Valores con la que el Ejecutivo pretende reforzar los mecanismos de control sobre el accionariado de las bolsas.

Riofisa

Esta compañía inmobiliaria tiene prevista su salida a bolsa mediante una OPV, con la que colocará en el mercado un 30% de su capital social. La empresa, controlada por la familia Lozanitos y participada por Caixa Catalunya, que posee el 32% de su capital, dirigirá su oferta tanto a inversores institucionales como particulares. Si todo sale como está previsto, Riofisa será la tercera inmobiliaria que se estrene en bolsa en 2006, después de Renta Corporación y Parquesol. La compañía cerró 2005 con activos inmobiliarios por valor de 1.350 millones de euros.

Itinere

La concesionaria de autopistas Itinere, controlada por Sacyr Vallehermoso, tiene previsto comenzar a cotizar durante 2007. Los rumores apuntaban al posible desembarco de Itinere en los mercados durante el presente año, pero finalmente el grupo constructor y de servicios ha estimado que la operación no debe ser realizada hasta que la compañía no entre en beneficios, algo que ocurrirá previsiblemente este año.

Astroc

El castellonense grupo Astroc también forma parte del sector inmobiliario. Según confirmó un directivo de la compañía, el imperio inmobiliario levantado por el promotor Enrique Bañuelos baraja su inminente salida a bolsa. La compañía, de capital íntegramente valenciano, ya cuenta con ramificaciones en otros sectores a parte del de inmuebles, que pasan por la energía, la hostelería, la comunicación o la gestión financiera.