La batalla energética

Eon pide al Gobierno que no interfiera en su oferta sobre Endesa

El presidente de Eon, Wulf Bernotat, pidió ayer al Ejecutivo español que se mantenga al margen de la oferta de adquisición sobre Endesa. 'En un mercado libre, un Gobierno que no es accionista no puede intervenir en una transacción de mercado por motivos proteccionistas', señaló el primer ejecutivo en su intervención en la junta general de accionistas celebrada en Essen.

Bernotat dijo que las conversaciones con la eléctrica española han sido 'positivas y constructivas', aunque 'parece que el Gobierno prefiere que Endesa sea adquirida por la también española Gas Natural'.

El máximo directivo recordó a sus accionistas, en la primera junta general tras presentar la oferta el 21 de febrero, la aprobación por parte de la Comisión Europea de la operación. Frente a la luz verde comunitaria, mencionó la decisión del Ejecutivo español de ampliar los poderes de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

ENDESA 17,84 0,73%

El presidente de Eon señaló que 'existen numerosas dudas sobre su compatibilidad con el derecho comunitario' y afirmó que la CE ha abierto un procedimiento de infracción al Estado español, aunque indicó que no tiene ninguna consecuencia jurídica inmediata sobre su oferta, por lo que sigue adelante con los trámites en la CNE. 'Estamos firmemente convencidos de que cumpliremos todos los requisitos exigidos por la CNE para comprar Endesa', aseguró.

Bernotat recordó la presencia de Eon en los mercados de electricidad y gas de más de 20 países, donde actúan 'siempre de conformidad con las normativas nacionales correspondientes'.

La eléctrica alemana está presente en todas las fases de la cadena, desde la producción a la distribución y venta, por lo que su presidente se preguntó: '¿quién, sino nosotros, estaría capacitado para adquirir Endesa?'.

Insistió en las ventajas de lpara accionistas, empleados y clientes. 'No sólo queremos mantener Endesa española, queremos seguir desarrollándola, y que siga adelante con las actividades que tan positivamente ha realizado en Latinoamérica'.

Un dividendo total de siete euros

El presidente de Eon, Wulf Bernotat se presentó a sus accionistas con el compromiso de elevar un 17% el dividendo ordinario que repartirá con cargo a 2005, hasta 2,75 euros por título. Además el grupo energético alemán abonará un dividendo extraordinario de 4,25 euros por acción, gracias a los ingresos obtenidos por la venta de activos. En 2006 Eon prevé ganar 3.400 millones de euros, desde los extraordinarios de 7.400 millones de 2005.