Sanciones

La CE multa con 388 millones a las principales químicas europeas por cártel

La Comisión Europea impuso ayer una multa de 388 millones de euros a siete empresas químicas -entre ellas la francesa Total/Elf Aquitaine/Arkema, la belga Solvay y la holandesa Akzo Nobel- por pactar los precios y repartirse los clientes entre 1994 y 2000 en los mercados del peróxido de hidrógeno y del perborato, sustancias utilizadas como blanqueadores en la industria textil, papelera y en los detergentes.

En el cártel participaron nueve empresas. La alemana Egussa se libra de las sanciones pese a ser reincidente gracias a haber colaborado en la investigación del Ejecutivo comunitario. A Air Liquide, Bruselas ya no puede imponerle multas porque abandonó el mercado en 1998 y por tanto ha prescrito el plazo máximo de cinco años para sancionar. También están implicadas Edison, FMC/Foret, Kemira y Snia. Arkema, Sovay y Edison vieron sus multas incrementadas en un 50% por haber participado en otras infracciones.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, declaró que los cárteles constituyen un comportamiento 'inaceptable' que priva a los clientes de las 'ventajas' del mercado interior. Subrayó que el alto importe de las multas se debe a que varias empresas son 'reincidentes'.