Bolivia

El Gobierno de Morales ultima la designación de los nuevos gestores

El Gobierno boliviano se dispone a nombrar a nuevos directores e interventores del Estado que le representarán ante las cinco empresas petroleras que ha nacionalizado de acuerdo con el decreto del presidente, Evo Morales.

Así lo confirmó ayer el vicepresidente de la República, Álvaro García Linera, quien manifestó que el objetivo es conseguir que se respete lo establecido en la nueva normativa, teniendo en cuenta que el Estado recuperó la propiedad del sector energético. Linera subrayó que hasta ahora las ganancias de las petroleras eran 'excesivas'.

'Si todo va bien, todos los directores y síndicos (los interventores del Estado) estarán nombrados ante esas empresas y se pasará a controlar la mayoría de acciones como Estado, pero todo en el marco de la nueva disposición legal y en el derecho que le corresponde al país', manifestó García Linera.

En este sentido, el vicepresidente consideró que las petroleras tienen que ganar lo que se debe, 'sin que suceda lo que pasó después de la capitalización' con anteriores gobiernos, cuando las compañías extranjeras 'tuvieron ganancias extraordinarias'. 'Pero ahora sólo tendrán entre el 15% y el 20%', añadió.

'Lo normal era ganar más del 50%, eso ya no sucederá más. El Gobierno ha determinado cambiar las reglas del juego que están en el marco legal y justo. Ahora se confía en que no haya juicios por esa medida, es decir que no haya arbitrajes, pero si eso sucede se sabrá tomar sus medidas y precauciones', advirtió.

El proceso para que la agencia estatal YPFB se haga cargo del negocio del gas en Bolivia se redefinirá en dos meses. Según aseguró el ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz, se crearán tres filiales: 'YPFB refino; YPFB exploración y explotación, YPFB gasoductos, y cada una de éstas se manejará de forma transparente'.

Auditorías

En los seis meses de plazo se realizarán auditorías a cada una de las empresas. El resultado dará las pautas para definir los nuevos contratos. Una unidad especial del Ministerio de Hidrocarburos se encargará de las auditorías, junto a expertos europeos.