Ampliación

La UE rompe las negociaciones con Serbia para la firma de un tratado de asociación

La Comisión Europea decidió ayer suspender las negociaciones con Serbia para la firma de un acuerdo de asociación con la Unión por su nula colaboración con el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPYI) en la detención del criminal de guerra Ratko Mladic, quien se encuentra aún en paradero desconocido.

La primera consecuencia política de esta determinación no se hizo esperar y el viceprimer ministro serbio, Miroljub Labus, anunció su dimisión. En la carta de renuncia, que entregó al primer ministro, Vojislav Kostunica, explicaba que la UE había tomado esta decisión 'porque nuestro Gobierno no aseguró las condiciones políticas para la continuación de las negociaciones'.

'Con ello, ha sido defraudado uno de los intereses más importantes del país y de los serbios', añadía Labus.

La Comisión Europea ya anunció el martes que ésta era su única opción, ya que tiene la certeza de que Mladic, el ex general serbio acusado de la masacre de Srebrenica, continúa protegido por Belgrado.

Olli Rehn, el comisario europeo para la Ampliación, aseguró que 'no existe una completa cooperación con el Tribunal' por una sencilla razón: 'No vemos que Mladic esté en La Haya'.

La decisión se tomó tras una conversación entre Rehn y la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, Carla del Ponte.

Rehn aclaró que la Comisión Europea 'está dispuesta a reanudar las negociaciones en cuanto Serbia coopere'. 'Serbia debe demostrar que nadie está por encima de la ley', y reconoció que una de las razones por las que Mladic no ha sido arrestado todavía es que 'los servicios de inteligencia militar serbios no están bajo el control pleno del Gobierno democrático'.

Según el comisario para la Ampliación, el objetivo de concluir a finales de este año las conversaciones con Serbia sobre un acuerdo de Estabilización y Asociación, considerado el primer paso hacia la integración, aún es posible, 'pero sólo si hay una mejora en la cooperación'. Por ello, hizo un llamamiento a las fuerzas democráticas serbias para 'trabajar unidas para lograr este objetivo en beneficio de su país y sus ciudadanos'.