CincoSentidos

Una exposición recuerda a la España emigrante

No hace tanto tiempo, aunque a algunos ahora les parezca lejano, eran los españoles los que debían coger las maletas y cruzar las fronteras en busca de una vida digna. La emigración española, la que fue a Alemania, Francia o Argentina, la que se estableció en el país que les dio acogida o la que regresó a su pueblo de origen en una segunda emigración, es lo que recoge la exposición Lejos de casa, organizada por el Museu Valencià de la Il-lustració i la Modernitat (Muvim) en colaboración con la Fundación Bancaja.

La muestra, que se puede visitar en la Estació del Nord de la Renfe en Valencia -escenario de tantas despedidas de familias que marcharon al extranjero- se divide en tres partes. La primera recoge fotos antiguas así como imágenes del registro de la población argentina de Rufino, donde se instaló una colonia española a principios del XX, coordinada por Eva Ferraz.

Otra parte de la exposición se refiere a los emigrantes a Alemania y en especial aquellos que, tras su jubilación decidieron quedarse en su país de acogida. Son fotografías de la polaca Agata Skopwronek acompañadas de las experiencia recopiladas por Mercè Ibarz.

Finalmente, el blanco y negro de las fotografías de Jesús Císcar, acompañadas de los textos de Adolf Beltran, ambos periodistas de El País, narran la dureza de la vida de gente que emigró en la década de los 40 a Francia y que regresó después a su punto de partida, un regreso a veces tan complejo como el momento de partida.

Despertar memorias

Según el comisario de la exposición, Carlos Pérez, se trata de un proyecto sociológico e histórico-documental que pretende llegar a la gente que no se acerca a los circuitos tradicionales del arte, como el caso de la estación del tren.

Pérez señala que, Lejos de casa nos recuerda, de un modo muy directo, que nosotros, al igual que muchas personas que ahora se han instalado en España para desarrollar su vida, 'también fuimos emigrantes', algo esencial en la actualidad.