_
_
_
_
_
CincoSentidos

Ocho años de cárcel por robar 'El grito'

Un tribunal de Oslo condenó ayer a tres de los seis procesados por el robo de las pinturas del pintor noruego Edvard Munch El Grito y La Madonna, a penas de entre cuatro y ocho años de cárcel, y a una indemnización para el Ayuntamiento de Oslo de 96 millones de euros. Los cuadros siguen en paradero desconocido dos años después de ser robados.

El 22 de agosto de 2004 dos hombres enmascarados entraron en el museo de Munch, en el centro de Oslo. Amenazaron con una pistola a los guardas de seguridad y a los visitantes, forzándoles a tumbarse en el suelo, y se hicieron con los cuadros.

Los asaltantes, que no han sido identificados, huyeron en un coche que fue encontrado después. El conductor, Petter Tharaldsen, fue condenado a ocho años de prisión. El cerebro del robo, Bjorn Hoen, fue sentenciado a siete años, y Petter Rosenvinge, que compró el vehículo, a cuatro. Los otros tres procesados fueron absueltos del robo.

La fiscalía había pedido entre tres y 11 años de cárcel para los acusados, todos los cuales habían declarado su inocencia, aunque uno de los absueltos, Stian Skjold, reconoció haber entregado los cuadros a un desconocido un mes después del robo.

En 1994, otra versión de El grito -Munch pintó dos versiones famosas- fue sustraída durante varios meses de la Galería Nacional de Noruega.

Archivado En

_
_