Inmobiliario

El ladrillo también tiene pensamiento político

Que en España existen poderosas relaciones entre intereses inmobiliarios y políticos es de sobra conocido. Pero no tanto que al sector le atraiga participar en la creación de un soporte de debate político.

La inmobiliaria Fincas Corral 'ha querido comprometerse con el fomento de la reflexión política, el diálogo y el debate de las ideas', explica Calixto Corral, director general de la empresa, contribuyendo a la edición de la publicación cuatrimestral de la revista La Factoría, de alto contenido político. Además de Fincas Corral, en su edición participan organismos públicos catalanes y los sindicatos CC OO y UGT.

'La racionalidad ha hecho posible el derecho a la ciudadanía, que sustituye conceptualmente la asimetría entre Señores y súbditos', dice el texto fundacional de La Factoría. La inmobiliaria catalana, que realiza el 80% de su negocio con vivienda de segunda mano, promueve la publicación de esta revista desde 1999, tres años después de su fundación. En cierto modo, el apoyo a la revista y a su contenido progresista se enlaza con el origen, en L'Hospitalet, de La Factoría y de Fincas Corral.

'Haber nacido en L'Hospitalet imprime cierto carácter', dicen en Fincas Corral. Aunque Calixto Corral nación en Granada, a los 13 años estaba ya trabajando en L'Hospitalet y en 1987 abrió en esta localidad la primera oficina de la compañía. 'Reivindicamos el formato de las ciudades de la periferia' aseguran en la empresa.

'Fue Calixto quien apoyó esta publicación, por tratar de potenciar la cultura de L'Hospitalet' dice el director de La Factoría, Carles Navales. 'No tratamos de tomar posición ideológica', apunta, 'yo puedo ser de izquierdas, pero no la revista'.

En el último número de La Factoría aparece un amplio artículo sobre la globalización, del profesor Jesús Prieto de Pedro; una entrevista inédita con Salvador Allende; el discurso de Harold Pinter al recoger el pasado año el Nobel de Literatura y un discurso del líder de CiU, Artur Mas, en la London School of Economics.

'Queremos tener artículos de todos los partidos sobre el Estatuto de Cataluña, tocar el tema, pero sin tomar partido', dice Navales, que señala el empleo en La Factoría del castellano para poder ser leídos en Latinoamérica y como 'muestra de apertura'.

'Nuestra principal preocupación son las infraestructuras; si el Estatuto es bueno para solucionar esa carencia, fantástico', dicen en Fincas Corral.

La empresa inmobiliaria participa en otras acciones de promoción como el patrocinio del equipo de fútbol de segunda división de L'Hospitalet y un club de baloncesto de la zona.

Hacia la apertura de 1.000 oficinas

La intermediaria inmobiliaria Fincas Corral cuenta con 350 oficinas repartidas por España y está presente también en Portugal, Andorra, Francia, Hungría, Reino Unido, Alemania, México y República Dominicana. Pero la compañía, que facturó el pasado año 129 millones de euros y emplea a más de 2.000 personas, pretende alcanzar las 1.000 oficinas abiertas, sin emplear el sistema de la franquicia, asegura. Hasta ahora el 80% de su negocio se debe a operaciones con vivienda de segunda mano. El objetivo 'era alcanzar las 500 oficinas hace menos de un año' pero ahora ese número 'se queda corto dadas las perspectivas', indica un portavoz de la compañía, sin ofrecer no obstante plazos de inversión. Fincas Corral tiene previsto comunicar a finales de este mes su previsión final de aperturas en 2006 (hasta abril la compañía ha abierto 12 locales nuevos) y anunciar sus resultados del primer trimestre.