Propiedad Intelectual

Empresas y asociaciones presentan en el Senado 100.000 firmas en contra del canon digital

Una veintena de asociaciones de usuarios y empresas de telecomunicaciones e Internet, agrupadas en la plataforma "todoscontraelcanon.es", han presentado hoy en el Senado 98.320 firmas contra el denominado "canon digital", previsto en el proyecto de ley de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI).

En apenas tres semanas, la plataforma ha recogido un total de 98.320 firmas (31.421 de ciudadanos y otras 66.899 procedentes de 106 empresas y organizaciones) y ha redactado un manifiesto con sus reivindicaciones con motivo del trámite parlamentario de la reforma del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, que comienza ahora a debatirse en la Comisión de Cultura de la Cámara Alta.

Este texto legislativo define la copia privada de una obra o creación y establece el pago de la remuneración compensatoria, el llamado canon, en los soportes digitales, incluidos -según esta plataforma- todos aquellos que tengan "capacidad de trasmisión" y "elementos de memoria", desde los CD y DVDs vírgenes, a teléfonos móviles y MP3.

Miguel Pérez Subías, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), declaró como portavoz de la plataforma que el canon supone "un pago indiscriminado para todo el mundo, sea fabricante de ordenadores o un simple ciudadano que hace una copia de su declaración de la Renta".

A su juicio, la ley que ha elaborado el Gobierno no sólo no elimina la piratería, "sino que la favorece", y además "deslocaliza" a la industria, ya que los consumidores irán a comprar sus productos en los países donde no exista tal gravamen.

Al Senado acudieron portavoces de los distintos sectores unidos en esta plataforma, como el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet, Miguel Pérez, y responsables de la Asociación Nacional de Empresas de Internet y de la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec).

El manifiesto ha sido suscrito además por Comisiones Obreras y por la Asociación de Usuarios de Linux (Hispalinux), entre otros.