Andalucia

Chaves espera ampliar en Madrid el consenso sobre el Estatuto andaluz

El nuevo Estatuto andaluz que iguala a Cataluña en competencias salió ayer sin consenso del Parlamento autonómico y llegará el viernes al Congreso, donde Manuel Chaves espera sumar nuevos apoyos tras el respaldo inicial de PSOE e IU y el rechazo de PP y PA. El presidente de Andalucía defendió ayer durante el debate en pleno del texto la unidad de la nación española y la plena constitucionalidad de la reforma.

Pero también reivindicó Chaves el reconocimiento de la 'realidad nacional' de Andalucía en el Preámbulo como 'reafirmación coherente y consecuente de la definición de Andalucía como nacionalidad'. A su juicio, el texto 'tiene suficientes elementos y reúne las condiciones necesarias para obtener el más amplio respaldo, no sólo de la ciudadanía, sino de la totalidad de los partidos andaluces'. Sin embargo, esta reforma se queda corta a juicio del PA, que exige la definición de nación como Cataluña, y ataca la Constitución y el concepto de nación española según el criterio del PP.

El presidente andaluz pidió a los grupos políticos 'altura de miras' para incrementar el consenso y opinó que el Congreso y el Senado 'mejorarán' el texto para 'ajustarlo' a las necesidades del Estado. IU, que volvió a reclamar ayer la catalogación de 'nación' para Andalucía pese a contentarse con la alusión a 'realidad nacional', espera que las Cortes respeten las líneas fundamentales de la reforma que este partido ha pactado con el PSOE.

El nuevo Estatuto reclama competencias plenas para Andalucía, blinda estas atribuciones frente al Estado y mejora la financiación de la comunidad al reclamar inversiones del Gobierno central según la población andaluza.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó que esta reforma no está pensada a favor de los intereses de los andaluces, sino para 'salvar la cara' a los socialistas de Cataluña.

Paralizadas las primeras obras en Marbella

La gestora de Marbella ordenó ayer la paralización de las obras ilegales del hotel Senator Marbella y de 99 viviendas aledañas, cuya licencia fue impugnada por la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Málaga. Se trata de una de las primeras decisiones del Gobierno provisional que deberá conducir el consistorio malagueño hasta las municipales del años que viene. Tanto el edificio como las viviendas paralizadas iban a ser ocupadas próximamente, lo que fue denunciado ayer mismo por los vecinos y por la asociación Ecologistas en Acción.