Fondos

El 63% del dinero que entra en fondos se fue hacia activos de mayor riesgo

La subida experimentada por los productos de renta variable ha empezado a calar en el inversor, que este 2006 ha destinado a fondos de riesgo casi dos terceras partes del nuevo dinero que ha entrado en la industria. Las suscripciones, no obstante, se redujeron en abril sobre el mes de marzo.

En los cuatro primeros meses de 2006 las suscripciones netas a fondos de inversión fueron 5.075 millones de euros. Una cantidad inferior a la de otros años a estas alturas pero significativa en la medida en que las grandes gestoras no han emprendido campañas de comercialización masiva como en otros ejercicios. Además, la entrada de dinero se ha concentrado en productos con un perfil de riesgo mayor. El 63% de las suscripciones netas se ha destinado a fondos de renta variables mixta o renta variable. En total, 2.360 millones de euros en esta última categoría y 834 en la de Bolsa mixta.

Las familias de productos que más capital han captado han sido las de renta variable mixta internacional y renta variable resto -donde el gestor no tiene limitaciones al invertir-, con 817 millones de euros cada una, mientras las de renta variable emergente y la de renta variable europea quedan con unos 600.

'En la justificación de los crecimientos de los fondos mixtos y de renta variable entran en consideración dos factores. El primero son las decisiones del partícipe, apenado por sus escasas ganancias en los productos monetarios o de renta fija deseoso de mejorarlas', explica Marcelo Casadejús, director de marketing de Inverco. 'El segundo es la actitud de las mismas redes comerciales que ven con claridad que deben obligatoriamente entrar a asesorar a sus clientes; hasta hace poco les buscaban un acomodo que tuviera el mínimo riesgo posible, para evitar problemas. Ahora se dan cuenta que o ayudan a que los rendimientos se enriquezcan o pierden al cliente'.

La ausencia de campañas de garantizados ha limitado las entradas en esta categoría

Bolsa emergente

Al igual que sucedió el año pasado, cuando los fondos de renta variable japonesa multiplicaron su patrimonio gracias a las entradas de capital que buscaba aprovechar las altas rentabilidades de este mercado, 2006 ha sido el año de los fondos de Bolsa emergente. Han captado 622 millones de euros en cuatro meses cuando el patrimonio neto a finales de 2005 era de 1.270 millones de euros. Inverco estima para estos productos una rentabilidad interanual (en 12 meses) del 66%.

Por otra parte, y aunque se han lanzado numerosos fondos con garantía en estos cuatro meses, la ausencia de campañas de comercialización ha provocado que esta gama de productos sólo aportase, según los datos de Inverco, algo más de 118 millones de euros.

El mes de abril, en todo caso, ha sido el más flojo del año, probablemente debido a la festividad de Semana Santa. Las suscripciones netas han sido de sólo 336 millones de euros, las más bajas de 2006, y los únicos fondos que han captado ahorro de forma significativa han sido los de renta fija a corto plazo, con un total de 290 millones de euros.

En número de partícipes, Inverco calcula un incremento de 101.000 partícipes en abril (700.000 en 2006) hasta los 9,19 millones. El patrimonio queda en 255.619 millones de euros.

Rentabilidades planas

El mes de abril se ha caracterizado por las escasas rentabilidades obtenidas por los fondos de inversión, debido a la caída de los precios en la renta fija -movimiento vinculado a las expectativas de subidas de los tipos de interés- y a la apatía de la Bolsa. Los productos de renta variable, con todo, han logrado arañar un nada desdeñable 1,1% que eleva el rendimiento en 2006 hasta el 8,8%, según los datos de Ahorro Corporación. Las categorías de menos riesgo muestran rentabilidades paulatinamente más bajas. En abril los fondos mixtos de Bolsa ganaron un 0,5% mientras que los de renta fija, mixtos de renta fija, garantizados y monetarios no superaron el 0,1%. En el acumulado del año, los fondos monetarios, de renta fija o garantizados están entre el 0,6% y el 0,5% de rendimiento, mientras que los mixtos de renta fija se van al 1,5% y los mixtos de Bolsa al 4,2%.