Construcción

Comsa busca crecer en Australia de la mano de un nuevo socio local

Comsa, la novena constructora española por facturación, quiere crecer en el negocio ferroviario en Australia y el mercado asiático. Para ello ha realizado una ampliación de capital en su filial MVM Rail con la que ha dado entrada a Macmahon, empresa especializada en obra civil y que cotiza en la Bolsa de Australia.

La constructora catalana buscaba un socio local con el fin de crecer en el negocio de este mercado, incluso se plantea el salto desde este país a Nueva Zelanda y al área asiática.

Tras la incorporación del nuevo socio, prevé triplicar la facturación de su filial australiana en los próximos tres años. Estima que llegará a los 100 millones, frente a los 30 millones que ingresó el año pasado, según fuentes de la empresa.

El grupo Comsa difundió ayer las cifras de 2005. Facturó 860 millones, un 33% más que en 2004. Y en sus previsiones figura alcanzar los 1.000 millones de euros previsiblemente este mismo ejercicio. La empresa señala que el incremento del año pasado se debe al tirón general en todas sus actividades, desde obra civil, pasando por inmobiliaria, concesiones, logística y transporte.

Para crecer en estas dos últimas áreas en España, cerró otra operación a principios de año. En enero formalizó la entrada en el operador ferroviario de transporte de automóviles Pecovasa, donde cuenta con un 20%. En el negocio ferroviario parte con una posición de ventaja frente a otros competidores ya que es, junto con la filial de ACS, la única empresa que cuenta con la licencia para ser operador de mercancías por tren. El Ministerio de Fomento liberalizó hace más de un año este mercado pero en la práctica no ha arrancado.

En enero Comsa entró también en el negocio de parques eólicos al comprar la empresa GDES con Fersa.