Industria

Un informe de CC OO asegura que España no cumple con Kioto

España es el país industrializado donde más han aumentado las emisiones de gases con efecto invernadero, según un informe elaborado por Comisiones Obreras (CC OO). Según el sindicato, España se aleja de las obligaciones adquiridas al ratificar el protocolo de Kioto, por el que se comprometía a que, en 2012, las emisiones de dióxido de carbono superarían en un 15% las realizadas en 1990.

Sin embargo, el informe de CC OO afirma que en 2005 las emisiones aumentaron un 52,8% respecto a las de 1990. Según el sindicato, una de las causas de este incremento es que el pasado ejercicio fue un mal año hidráulico ya que la producción hidroeléctrica fue un 40% inferior a la de 2004 y aumentó la producción de las centrales de ciclo combinado, más contaminantes.

El secretario confederal de Medio Ambiente de CC OO, Joaquín Nieto, aseguró durante la presentación del informe que España es junto a Canadá el 'país que está más lejos, de cumplir el Protocolo de Kioto', lo que en su opinión 'puede suponer un coste muy elevado'. Según Comisiones, la horquilla de costes para que España cumpla el Protocolo, a través de mecanismos como la compra de derechos de emisión, oscilará entre los 3.500 millones y los 6.000 millones de euros entre 2008 y 2012, dependiendo del precio de la tonelada de dióxido de carbono.

Las emisiones del sector energético aumentaron un 61,5% respecto a 1990; el cemento, la industria química y la metalúrgica crecieron un 30,3%; los disolventes, un 9,1% más que hace 15 años; la agricultura y ganadería han aumentado un 20%; y los residuos, un 64%.

El secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpiri, reconoció ayer que las cifras de aumento de emisiones de gases de efecto invernadero del año pasado son una 'mala noticia', pero advirtió que las medidas que se han aprobado 'darán resultados visibles' en los próximos años.

Gonzalo Aizpiri declaró a Europa Press que las cifras son 'negativas porque aumentan las emisiones', pero apunta un cambio de tendencia por la moderación en el consumo eléctrico, por primera vez por debajo del PIB, y que los planes aprobados en los últimos meses darán resultados en los próximos inventarios de emisiones de gases de efecto invernadero.