Estudio

Las compañías aéreas españolas, a la cola del sector en Europa

Las compañías aéreas españolas se encuentran entre las peor valoradas por los pasajeros, según una encuesta realizada entre más de 8.600 usuarios por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en colaboración con otras asociaciones de consumidores de Bélgica, Francia, Holanda, Italia y Portugal.

El ránking de peor valoradas lo encabezan las compañías Air Madrid y Air Plus, ocupando los puestos 110 y 109 del estudio, respectivamente. Sin embargo, las líneas aéreas españolas aparecen en puestos muy bajos: Air Europa ocupa el puesto número 86, Iberia el 87 y Spanair el 89, del total de 110 compañías que aparecen en el estudio. Vueling, a cambio, se convierte en la aerolínea española mejor valorada situándose en el puesto 23.

Pero el estudio no se ocupa tan solo de las compañías aéreas: también se han analizado los niveles de satisfacción de los viajeros con respecto a los aeropuertos. Las quejas más frecuentes se refieren a los elevados precios de los comercios o los aparcamientos. Los aeropuertos españoles mejor valorados son los de Fuerteventura, Barcelona y Santander. En los últimos puestos se encuentran los de Zaragoza, Santiago de Compostela y Tenerife Norte. El aeropuerto más importante de España, Barajas, ocupa el lugar 102 de la lista.

Los problemas que más molestan a los casi 9.000 usuarios entrevistados son los retrasos, la seguridad del equipaje y el overbooking en lo referente a las aerolíneas. Las protestas más llamativas en referencia a los aeropuertos son los elevados precios y la falta de limpieza de los sanitarios.

Uno de cada cuatro aviones se retrasa

Según el estudio de la OCU, España es el país que más utiliza Internet para la adquisición de pasajes, con un 34% de los billetes comprados a través de la Red. Además, un avión de cada cuatro se retrasa más de 15 minutos con respecto a la hora prevista para el aterrizaje.

En el 28% de los casos, el retraso fue de al menos dos horas y en el 6% de cinco horas o más. El retraso medio es de 70 a 77 minutos, en función de que el avión despegue o aterrice en grandes o pequeños aeropuertos.

En cuanto a los problemas con los equipajes, el 7% de los 8.600 usuarios encuestados declaró haber tenido algún tipo de problema con su equipaje (daños, pérdida temporal de las maletas, etc...). En los casos de overbooking, tan sólo 4 de cada 10 pasajeros recibieron, tal y como señala la normativa, comida y una compensación económica.

Falta de claridad en los precios ofrecidos

Según el estudio, la proliferación de suplementos que se está dando en los últimos tiempos hace que, para los usuarios, sea casi imposible averiguar cuánto cuesta un vuelo antes de comprarlo. El estudio demuestra que las compañías aéreas y agencias virtuales prefieren anunciar un precio base barato y a continuación dar información sobre los suplementos, lo cual dificulta a los consumidores la comparación de precios.

La OCU considera que esta falta de transparencia es "escandalosa" y solicita tanto a la Comisión Europea como a las autoridades españolas que requieran a las compañías que anuncien el precio definitivo de los billetes antes de que el usuario inicie la contratación del mismo.

En concreto, la Organización de Consumidores y Usuarios demanda la adopción de una reglamentación general que prevea que el precio y tarifa indicada o anunciada sea el precio global que pagará el consumidor. Asimismo, la OCU pide que se analicen las tarifas de los suplementos impuestos por las compañías, para averiguar si éstos se corresponden o no con los costes añadidos de las propias compañías aéreas.