Inditex en Bolsa

Las buenas cifras de Inditex apuntalan los máximos de la acción

Inditex cerró ayer su tercer día consecutivo al alza en Bolsa, que equivale a una subida del 5,7%. Los buenos resultados y la nueva política de dividendo han sentado bien a la acción. Pero algunos expertos empiezan a advertir que el valor ha subido demasiado.

Es una mejora de 11,41 euros (un 55,3%) desde que el valor tocó fondo en julio del año pasado. Inditex volvió a cotizar ayer sus excelentes números (una mejora del 26% en el beneficio) y la nueva política de dividendos (incrementará el pay out del 40% al 50%). El valor concluyó la jornada con una subida del 1,37% y cerró a 31,87 euros, nuevo máximo histórico. La ganancia en el año es del 15,7%, más de cinco puntos más que el Ibex. El éxito es tal que ya supera el precio objetivo de algunas casas de análisis.

La visión más negativa es la de Credit Suisse, cuyo precio objetivo a 12 meses es de 23 euros. Aunque el banco cree que Inditex cotizará entre un 10% y un 15% peor que el resto del sector durante el próximo año; a corto plazo le augura un buen desempeño, gracias a 'su escasa dependencia de importaciones denominadas en dólares y de China'.

Entidades como JPMorgan y UBS reconocen la fortaleza de los resultados de Inditex, pero mantienen una recomendación de neutralidad. El precio objetivo es de 30,4 euros en UBS, mientras que JPMorgan da todavía un margen de subida hasta 33 euros.

'Creemos que Inditex puede atravesar pronto un momento complicado por la presión de las divisas en el margen bruto, la expectativa de descenso en el consumo español y la dificultad de compararse con el año pasado, que fue muy bueno', advierte Goldman Sachs.

Hay también visiones positivas: 'El fuerte potencial de crecimiento y generación de caja aún está minusvalorado', aseguran desde BNP Paribas, que aconseja comprar. Morgan Stanley ha elevado el precio objetivo a 35 euros y recomienda sobreponderar.

La esperada mejora de los pagos al accionista

El incremento del dividendo aprobado por Inditex estuvo finalmente en la parte baja de las proyecciones de los analistas. El consejo de Administración ha propuesto un pago de 0,52 céntimos de dividendo ordinario y 0,15 de extraordinario; en total, 0,67 euros por acción, que representa un incremento del 40%, y los analistas apostaban por al menos el 50%.

Ahora lo interesante es el futuro, ya que la entidad ha prometido que incrementará el porcentaje del beneficio destinado a dividendos ordinarios al 50% para 2006 y los siguientes ejercicios.

Morgan Stanley se ha aventurado a hacer un cálculo del dividendo para los próximos años y el resultado es de respectivos incrementos del 11,94%, el 14,66% y el 12,79% para los próximos tres ejercicios.