Alimentación

Panrico vende su planta china a Bimbo México por nueve millones

Panrico abandona el mercado chino. El fabricante de Donuts ha vendido su factoría en el país asiático a la filial mexicana de Bimbo por 9 millones de euros. La medida se enmarca dentro de un plan que contempla desinversiones en el exterior para centrarse su negocio en la península Ibérica.

Panrico ha dado un paso más en el nuevo plan estratégico de la compañía impulsado por sus nuevos accionistas, la firma de capital riesgo Apax Partners, con la venta de su negocio y planta en China a Bimbo México. La operación, por un importe cercano a los 9 millones de euros, se produce poco después de que Panrico hiciera pública la venta a socios locales de su factoría en Grecia. Las desinversiones en el exterior para focalizar en exclusiva el negocio del fabricante de Donuts y Bollycao en España y Portugal es una de las principales decisiones que han tomado los nuevos propietarios del grupo. Esta decisión contrasta con la estrategia de expansión internacional y apertura de nuevos mercados que habían desarrollado sus anteriores dueños, la familia Costafreda.

Panrico operaba en China desde el año 1997 a través de la sociedad Beijing Panrico Processing Center, que actualmente emplea a unos 800 trabajadores. El consejero delegado de Panrico, Joan Cornudella, explicó a mediados de este mes que el negocio de la firma de bollería en el país asiático ya había alcanzado el punto de equilibrio. Asimismo, indicó que la compañía gozaba de una posición de privilegio en los comercios de Pekín.

Al margen de las venta de las plantas en el extranjero, Panrico también cesará su exportación. La compañía distribuía principalmente sus productos en Francia, Reino Unido, Irlanda, Italia y los Países Bajos. Panrico mantiene por el momento la voluntad de 'no realizar cambios drásticos' en su mapa industrial. En España, el grupo con 12 factorías, mientras que en Portugal dispone de dos.

El objetivo de Apax es lograr que la empresa duplique sus ventas de 2005 y alcanzar los 1.000 millones de euros en 2010 así como incrementar su Ebitda en este periodo de 83 a 200 millones. La hoja de ruta también incluye la compra de compañías del sector con las que Panrico pueda 'obtener sinergias y complementariedad'. Su propósito es equipararse a grupos del sector de la alimentación como Ebro Puleva o Campofrío

Bocadillos y congelados, otro filón para crecer

Aunque las joyas del portafolio de Panrico son los productos de bollería Donuts y Bollycao, la compañía quiere adentrarse de lleno en su nueva etapa en el desarrollo de nuevos segmentos, como los bocadillos frescos y la bollería congelada. La compañía quiere potenciar su actividad de I+D en nuevos productos así como mejorar su 'efectividad comercial'. En este sentido, Panrico tiene previsto invertir 200 millones de euros hasta 2010 para lograr avanzar en esta dirección. La partida no incluye el presupuesto que la empresa desembolsará para adquirir a lo largo de los próximos cinco años otras compañías o marcas del sector en España y Portugal. El fabricante de Donuts sí tiene calculado en cambio que las adquisiciones aportarán unos 310 millones de euros a su facturación proyectada para el año 2010.