Banca

KBC quiere vender el Urquijo antes del verano

El grupo belga KBC, propietario del Banco Urquijo, reconoció el viernes que ha recibido ofertas no vinculantes de varias entidades para adquirir su filial de banca privada española. KBC quiere cerrar la venta del Urquijo antes de este verano, aunque aún conserva la opción de integrar el banco en la matriz.

La puja por el Banco Urquijo ya ha comenzado. Varias entidades financieras, entre las que se encuentran el Banco Sabadell, la filial de banca privada del Santander (Banif) y el portugués Espírito Santo han presentado sus ofertas de compra no vinculantes. El Sabadell lo comunicó el viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), después de que el plazo de admisión hubiera finalizado el miércoles. También el alemán Deutsche y el británico Barclays aparecen como interesados, aunque no existe una confirmación oficial. En total, fuentes del mercado afirman que han acudido a la pugna entre siete y ocho entidades.

El banco asesor de la operación, el estadounidense JPMorgan, iniciará ahora el periodo de valoración de las propuestas, para luego invitar a los grupos que todavía estén interesados a formular sus ofertas definitivas y hacerlas vinculantes. Lo lógico es que, al final de todo este proceso, queden tres o cuatro entidades en la subasta.

El grupo belga KBC, propietario del Banco Urquijo, reconoció el viernes que ha sido contactado por varias entidades y anunció que espera tomar una decisión antes del verano. 'En el primer semestre de este año decidiremos qué opción -la venta del Urquijo o su integración en KBC Bank- creará más valor añadido para los accionistas del Banco Urquijo', señaló el portavoz del banco belga. Sin embargo, la alternativa de integrarlo en la matriz (ahora depende de la filial de banca privada KBL) sólo sería analizada si ninguna de las ofertas resulta a KBC satisfactoria, algo que parece poco probable. Se estima que el grupo belga ha valorado el Urquijo en unos 500 millones de euros.

Entre las entidades que, tras analizar la operación, han dado marcha atrás en sus planes están el francés BNP Paribas y el portugués Caixa Geral de Depósitos. Las cajas Bancaja, CAM y Caja Madrid han reiterado que no quieren comprar el Urquijo.

Una marca con solera

El origen del Banco Urquijo se remonta a 1870 y desde entonces se ha ganado a pulso el prestigio de su marca. No sería hasta 1988 cuando la familia March, anterior dueña de la entidad, se hiciese con la mayoría del capital. El grupo belga KBL, filial de banca privada de KBC, compró el 70% del Urquijo en 1998, para seis años después adquirir la totalidad del capital. Tras un fuerte proceso de reestructuración, el Urquijo, cuyo máximo responsable desde 1995 es Alfonso Álvarez Tolcheff, cuenta con 60 oficinas y 815 empleados. Según los datos provisionales difundidos por el banco, el pasado año obtuvo un beneficio de 10,5 millones de euros, lo que supone un descenso del 25% respecto a 2004. La banca privada supone un 40% de sus ingresos, mientras que la de empresas representa el 40% y la minorista, el 20%.