Aeropuertos

El alza de los vuelos de negocios lleva a AENA a replantear el futuro de Torrejón

El crecimiento de la aviación de negocios en España, un 15% en 2005, agudiza los problemas de convivencia entre jets privados y aviones militares en la base de Torrejón, que concentra el 50% de estos vuelos. Las aerolíneas del sector y AENA comienzan a valorar como ineludible encontrar un aeropuerto alternativo en Madrid para no ahogar el desarrollo del aerotaxi.

El ejercicio de 2005 ha resultado ser muy bueno para la aviación de negocios en España. El número de operaciones de jets privados se situó por encima de las 26.000 con un crecimiento del 15%, según las estimaciones de las empresas del sector que avalan los datos disponibles de AENA. El número de pasajeros creció también, aunque en menor porcentaje, en torno al 8%, y se situó por encima de los 52.000 viajeros.

Esta evolución ascendente, no obstante, se ha convertido en un arma de doble filo. Cuanto más denso es el tráfico de aviones dedicados a servicios de aerotaxi, más se agudiza el problema de incompatibilidad entre la operación militar y la civil que conviven en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz, cerca de Madrid.

La principal aerolínea de jets privados que opera en Torrejón, Gestair ha denunciado los retrasos sistemáticos que se vienen produciendo en los últimos meses en los despegues de sus aparatos. La empresa cree que esta situación se debe a la aplicación estricta del convenio que en su día firmaron el Ministerio de Defensa y el de Fomento que limita a cinco el número de despegues civiles a la hora, y da absoluta prioridad a la salida de aviones entre las 9 y las 14 horas. Un portavoz de Defensa ha corroborado que 'la prioridad absoluta en la operación de la base militar de Torrejón la tienen los aviones del Ejército del Aire'.

Ante esta situación, algunas de las principales empresas de vuelos de negocios han llegado a la conclusión de que es imprescindible encontrar un aeropuerto alternativo para poder abandonar definitivamente la base militar.

Fuentes cercanas a AENA aseguran que entre los directivos de esta empresa, propietaria de la red de aeropuertos públicos, se ha llegado al convencimiento de que va a ser inevitable encontrar una solución distinta a Torrejón para dar un centro de operaciones definitivo a la aviación de negocios. Pero no existe unanimidad entre las empresas del sector sobre la conveniencia de dejar Torrejón. José María Espinosa, primer ejecutivo de Jets Personales, afirma que es posible compartir la base con el Ejército del Aire si se soluciona el problema que ha provocado la tensión: las reivindicaciones de los controladores militares ante las diferencias abismales de salario que les separa de sus homólogos civiles.

En España existen tres aeropuertos que concentran la práctica totalidad de las operaciones de aerotaxi. El primero es Torrejón con el 50% de los vuelos. Le sigue El Prat de Barcelona con el 25% y finalmente se sitúa Son Sant Joan en Palma de Mallorca, con el 20%.

AENA sólo ofrece cifras de tráfico de vuelos de negocio sobre Torrejón ya que en los otros dos aeropuertos no los maneja de forma desglosada. El año pasado 28.143 personas utilizaron los servicios de aerotaxi en Torrejón, con un crecimiento del 6,9%. El número de operaciones creció el 14,15% al situarse en 13.037 movimientos.

Gestair es el líder español del sector con 27 de los 60 jets privados que operan en los aeropuertos nacionales. NetJet, la compañía internacional que ha apostado fuerte por España ha anunciado que en 2005 ha aumentado el número de vuelos en nuestro país un 34%, hasta 5.558 movimientos. De ellos, en Torrejón ha realizado 1.241 movimientos; en El Prat, 886; y en Palma de Mallorca, 835. Jets Personales comenzó a volar el pasado mes de junio y desde entonces ha realizado 400 vuelos y 1.163 horas.

Quiniela de ubicaciones sustitutorias

Encontrar un aeropuerto alternativo al que pueda trasladarse la operación del principal centro de vuelos de la aviación de negocios español no va a ser tarea fácil. La compañía Gestair apuesta por utilizar el aeródromo militar de Getafe como alternativa. En estas instalaciones, a parte de los militares, operan los aviones de transporte de piezas del consorcio europeo de construcción de aeronaves Airbus. Esta ubicación carece del beneplácito del Ejército del Aire.

AENA no quiere confesarlo, pero su propuesta alternativa al aeropuerto de Torrejón para los servicios de aerotaxi es el recién ampliado aeropuerto de Madrid-Barajas. Las aerolíneas de negocios rechazan esta posibilidad ya que la localización que se ha barajado para construir una nueva miniterminal está situada en la parte más cercana a Madrid del aeródromo. Ello obligaría a los aviones a ser remolcados durante muchos metros por razones de contaminación acústica, y después tendrían que carretear varios kilómetros hasta llegar a la zona de las pistas de despegue.

Otras alternativas barajadas proponen la creación de nuevas instalaciones en las localidades de Ocaña o La Sagra. Existe también la posibilidad de que se llegue a un acuerdo para permanecer en Torrejón

Según las empresas de aerotaxi, para aceptar esta alternativa será imprescindible que, de una vez por todas, se construya una terminal y una plataforma especifica para la aviación de negocios y, además, que se pacten unas reglas de jugo claras con los militares.