Energía

Solbes dice que los problemas con la UE se deben a la poca precisión de la ley

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, aseguró ayer que las discrepancias entre el Gobierno español y la Comisión Europea sobre las nuevas competencias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) se centran en la definición de la 'seguridad' y el 'interés nacional'.

Solbes reconoció, en los pasillos del Senado, que la legislación española en este punto 'es excesivamente poco precisa'. Según el titular de Economía y Hacienda, Bruselas sostiene que 'hay que aceptar' una libertad total de movimiento de capitales y que sólo se pueden fijar restricciones en casos concretos relacionados con 'la seguridad o el interés nacional'.

'Y ahí es donde tenemos discrepancias porque la legislación española es excesivamente poco precisa y ellos consideran que el decreto ley afecta al movimiento de capitales', añadió.

El real decreto-ley aprobado por el Gobierno el pasado 24 de febrero, que hoy se convalida en el Congreso, amplía las competencias de la CNE, lo que permitirá al organismo regulador analizar la opa lanzada sobre Endesa por el grupo energético alemán Eon. Hasta ahora, la CNE sólo examinaba las operaciones de compra realizadas por empresas del sector energético españolas. No lo hacía cuando la adquirente, o era extranjera, o no pertenecía al sector energético, aunque sí fuese energética la empresa adquirida.

El comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, confirmó ayer que planea abrir un procedimiento de infracción a España por las nuevas competencias de la CNE.