Bancos

Banca March inicia una gran expansión al abrir 150 oficinas hasta 2010

Tras varios años de silencio, de pasar por el sector financiero de forma sigilosa y 'discreta', la Banca March quiere iniciar una nueva etapa de expansión, explicó ayer su presidente, Carlos March. Desde que el grupo vendiese el Banco Urquijo al belga KBC en 1998, los March retornaron a su tradicional banco isleño, Banca March, creado en 1926. Y sólo asomaban a los medios de comunicación a través de sus participaciones industriales integradas en la Corporación Financiera Alba.

Ahora, la Banca March quiere tener más presencia en España y darse más a conocer. No cotizan ni tienen intención de salir a Bolsa, pero sus ejecutivos pretenden que el banco sea percibido en el sector como uno de los más transparentes.

De momento, han comenzado por dar la primera rueda de prensa desde hace más de una década para presentar su proyecto, abrir unas 30 oficinas al año en las zonas turísticas del arco mediterráneo, Madrid y Barcelona. March asegura que el banco tiene un gran recorrido aún para crecer de forma orgánica, por lo que puede abrir unas 150 oficinas en cinco años, hasta llegar a las 400 para rentabilizarlas en poco tiempo.

No quieren compras. Durante unos cuantos años fueron los March fueron los propietarios del Urquijo. Por ello, Carlos March conoce en primera persona lo que supone la compra de redes. 'Conlleva muchos problemas y a la larga sale más caro que abrir oficinas', subrayó. La ubicación perfecta de las nuevas oficinas son pueblos en los que 'sólo hay un médico, un bar, una tienda, una farmacia, 5.000 alemanes, que han adquirido una vivienda en una urbanización, y una oficina de Banca March. No queremos pegarnos con un montón de competidores', explicó el banquero. March recordó que el 30% de los clientes del banco son no residentes, es decir, 75.000 usuario, que aportan el 25% de los recursos que gestiona.

Nuevo modelo para un nuevo equipo

La entidad, que hace siete años emprendió la reorganización de su equipo, cree que estos cambios ya han empezado a plasmarse en las cifras. Su objetivo es convertir a Banca March en el 'motor básico' de creación de valor del grupo. Con este propósito, ha decidido desvincularse de las que zonas que hasta ahora habían sido sus áreas tradicionales de influencia, sobre todo Baleares y Canarias, y emprender una nueva aventura en otras regiones geográficas. Banca March también potenciará la banca privada y de empresas.