Proceso judicial

La Fiscalía boliviana quiere juzgar a tres ex presidentes por fraudes en contratos petroleros

La Fiscalía General de Bolivia ha solicitado hoy el enjuiciamiento de tres ex presidentes del país y de ocho ex ministros, a los que acusa de presuntos delitos de firma de contratos contrarios a la normativa nacional con multinacionales petroleras. Los ex presidentes acusados son Gonzalo Sánchez de Lozada, que llevó las riendas del país entre 1993 y 1997, así como entre 2000 y 2003; Jorge Quiroga Ramírez, que fue presidente de Bolivia durante los años 2001 y 2002; y Carlos Mesa Gisbert, que ejerció las labores ejecutivas del país entre 2003 y 2005.

El fiscal general, Pedro Gareca, ha presentado ya la demanda a la Corte Suprema de Justicia. Este organismo deberá ahora emitir una opinión sobre el requerimiento y enviarlo al Congreso, para que se autorice o desestime el juicio de responsabilidades. En la acusación, presentada en la ciudad de Sucre, se acusa a los implicados de ser responsables de ciertas resoluciones contrarias a la Constitución, de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y encubrimiento, entre otros delitos.

La filial de Repsol YPF podría estar implicada

Gareca detalla que encontró delitos en los contratos de riesgo compartido suscritos con las petroleras Chaco, filial boliviana del grupo British Petroleum (BP), y Andina, subsidiaria de la hispano-argentina Repsol YPF, cuyos directivos actualmente se encuentran inmersos en investigaciones judiciales por contrabando de crudo. Otras de las petroleras cuyos contratos también son cuestionados en la demanda son la brasileña Petrobras y la franco-belga TotalFinaElf.

Al ex presidente Sánchez de Lozada, que se encuentra actualmente en Estados Unidos, la Fiscalía le acusa de haber firmado 38 contratos fraudulentos en su primer mandato y uno más en el segundo. A Quiroga le acusa de haberlo hecho con cuatro convenios y a Mesa con uno. Además, la Fiscalía acusa a los ex ministros de Hidrocarburos Carlos Morales, Fernando Illanes, Jorge Berindoague, Alvaro Ríos, Mauricio Galleguillos, Antonio Araníbar, Javier Nogales y Guillermo Torres.

El requerimiento fiscal también incluye a cuatro ex presidentes de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB): Arturo Castaños, Hugo Peredo, Raúl Lema y Jaime Barrenechea. En la lista de contratos con petroleras que supuestamente contienen irregularidades figura también el presidente Hugo Banzer (1997-2001), que no será enjuiciado porque falleció en 2002.