Inmigración

El Gobierno lanza un plan para frenar la avalancha de africanos

El Gobierno ha tomado medidas frente a la oleada de inmigrantes subsaharianos que han llegado en los últimos días a Canarias. Un plan de emergencia, que acordó ayer el Gobierno, contempla la entrega de patrulleras a Mauritania para que vigile sus costas, y el refuerzo de la vigilancia en territorio español.

El citado plan incluye el ofrecimiento de cuatro embarcaciones a Mauritania para vigilar sus costas, la instalación de más albergues para los inmigrantes, tanto en Mauritania como en Canarias, y medidas para reforzar la vigilancia costera en territorio español.

El plan fue acordado ayer, durante la reunión urgente convocada en La Moncloa por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la que participaron los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; Interior, José Antonio Alonso; y de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera.

Dentro del plan, el Gobierno acordó medidas para reforzar la vigilancia costera y dispuso que centros del Ministerio de Defensa funcionen como albergues. El Ejecutivo aseguró que reforzará la vigilancia costera por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía y Guardia Civil).

El objetivo de las medidas adoptadas, según explicó la Vicepresidencia del Gobierno, es tanto reducir los flujos de inmigración ilegal, como mejorar las condiciones de acogida de los inmigrantes. Junto al apoyo a Mauritania, aseguró que 'dará respuesta a la solicitud de ayuda del Gobierno de Canarias, reforzando las infraestructuras, para hacer frente a la situación'.

Para poner en marcha el plan, los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, y de Interior, Antonio Camacho, viajarán hoy a Mauritania en compañía de un representante de la UE.

La Comisión Europea expresó ayer su preocupación por la situación de emergencia en Canarias, y anunció que estudia las ayudas que podría dar para hacer frente a la crisis. Sin embargo, fuentes de la Comisión indicaron que es difícil concretar esa ayuda de forma inmediata, ya que en ese aspecto el Gobierno español tiene la competencia. Madrid tendría que solicitar la ayuda a Bruselas. Actualmente, la UE debate la creación de equipos de intervención rápida en casos de demandantes de asilo, pero no dispone de un instrumento de asistencia para flujos masivos de inmigrantes.

24 muertos hallados en el mar en sólo un día

Desde el lunes, han sido detectados en Canarias 736 inmigrantes irregulares procedentes de Mauritania, en lo que se conoce como la mayor oleada inmigratoria que han recibido las islas en la última década en tan pocos días.

Ayer las autoridades de las islas recogieron a 123 personas en dos embarcaciones, y rescataron los cadáveres de 24 inmigrantes a 85 millas al sur de Canarias. Los cuerpos de seguridad esperan encontrar en las próximas horas a más víctimas de los naufragios.

El embajador de España en Mauritania, Alejandro Polanco, reconoció ayer que es muy difícil de estimar el número total de subsaharianos que están a la espera de coger una patera con rumbo a Canarias. Algunas fuentes cifran en 4.000 las embarcaciones que están esperando en las cotas africanas a tener su oportunidad.