Jean-Martin Folz

'La de Vigo es la planta más importante de Peugeot Citroën'

El presidente del mayor fabricante francés de coches nació en Estrasburgo en 1947. Ingeniero de minas de formación, trabajó durante un tiempo en la Administración gala, antes de entrar en Rhône Poulenc primero, Jeumont-Schneider después y, finalmente, Peugeot en 1995.

PSA Peugeot Citroën afronta uno de los ejercicios más difíciles de los últimos años. Sumido en un mercado europeo estancado en cuanto a ventas, las matriculaciones de modelos nuevos han caído un 2,5% en el primer mes del año, descenso que se suma al del 2,9% registrado en Europa occidental durante 2005. El grupo obtuvo el pasado año un beneficio neto de 1.029 millones, lo que supone una reducción del 37,5% respecto a 2004. La capitalización, por su parte, ha caído un 1,95% en lo que va de ejercicio, lo que deja el valor de mercado de la compañía en 11.203 millones de euros. El presidente del fabricante, Jean-Martin Folz, asegura durante la entrevista, desarrollada durante el 76 Salón Internacional de Ginebra, que se muestra esperanzado de que los nuevos lanzamientos reviertan esta situación.

¿Cómo valora los resultados cosechados el pasado año?

Evidentemente, no han sido satisfactorios, aunque tampoco se puede decir que hayan sido catastróficos. De hecho, han resultado ser los mejores datos entre las marcas generalistas europeas. Además, hay que recordar que PSA es un grupo sin deuda. 2005 ha sido un año difícil para todos.

'En esta industria hay muchos secretos y el lugar donde se fabricará el sustituto del Xsara Picasso, del Berlingo y del Partner es uno de ellos' 'Los resultados no son satisfactorios, pero tampoco catastróficos. Han sido los mejores entre los fabricantes generalistas'

¿Cómo se presenta 2006 entonces? Va a ser un ejercicio difícil...

Realmente, no recuerdo ningún ejercicio fácil. La lucha entre los competidores en este mercado es sumamente complicada, y sufrimos muchas presiones en precio. El primer semestre ha comenzado más o menos igual que como finalizó el segundo del año pasado. Sin embargo, nuestras previsiones apuntan a que la segunda mitad del ejercicio será mejor, gracias a que nuestros lanzamientos estarán ya plenamente operativos en el mercado. tenemos que mejorar aún más en el plano de los costes.

¿Cuándo cumplirá su promesa de vender cuatro millones de Peugeot y Citroën?

Bueno, hace años me comprometí a que la compañía vendería esa cantidad de vehículos. El plazo que me di se cumplió en 2005, y ya reconocí mi error porque, evidentemente, no cumplimos nuestra palabra. Así que hemos escarmentado, y no voy a volver a comprometerme con cifras de previsiones. Lo que sí puedo asegurar es que somos el constructor europeo que más rentabilidad le ofrece a sus accionistas. Además, también puedo decir que vamos a proseguir con nuestro crecimiento fuera de Europa occidental, donde hemos logrado alzas del 17% anual en los últimos ejercicios. El grupo ha conseguido alcanzar los objetivos de reducción de costes y renovación de la oferta de producto, dado que en dos años y medio hemos renovado las dos terceras partes de nuestra oferta.

¿Cómo ve la situación de las plantas españolas?

Bueno, desde luego, Vigo es la planta más importante para PSA, y constituye una referencia interna en muchos aspectos. Villaverde es algo más pequeña, pero es una factoría con mucho conocimiento, y que aporta un alto grado de competitividad.

¿Tienen decidido el sustituto del Xsara Picasso, del Peugeot Partner y del Citroën Berlingo para Vigo?

Bueno, en esta industria hay muchas cuestiones que son secretas, y esa es una de ellas. El grupo francés anunció recientemente que la planta de Villaverde al sureste de Madrid sería la encargada de fabricar algunas líneas del nuevo 207, el que, con seguridad, será el modelo más vendido de la marca. Esta asignación conllevó la inversión de 300 millones de euros. 'Desde luego, confiamos en Villaverde, y tiene un buen futuro, ya que se aprovechará de la ola positiva del 207 en los próximos años'.

¿Tienen previsto alcanzar nuevas alianzas?

La industria nos considera campeones en ese sentido, y los demás fabricantes confían en nosotros. Estamos abiertos a nuevas posibilidades. Cada vez que nos interese desarrollar algún producto, si encontramos un competidor que trabaje con el mismo calendario, que nos interese trabajar con él, consideraremos nuevas alianzas. Sin embargo, aún no tenemos nada en ese sentido.

EE UU. 'El mercado americano es uno de los principales desafíos de PSA'

El presidente de PSA Peugeot Citroën, Jean-Martin Folz, no esconde que el mercado estadounidense es una de sus asignaturas pendientes. 'PSA es uno de los pocos grupos que no tiene presencia en Estados Unidos', reconoció el directivo durante la entrevista. El futuro está claro. 'Obviamente, queremos volver, y es una de nuestras aspiraciones. Es un desafío importante, aunque es una decisión difícil de tomar', aseguró.

El momento más notable de Peugeot en EE UU tuvo lugar en 1984. En ese año, la compañía logró colocar en el mayor mercado del mundo 19.482 vehículos. En 1991, la marca tomó la decisión de retirarse, después de que diversos estudios de la consultora JD Powers llegasen a asegurar que sus modelos, y los de Renault, se averiaban el doble que la media.

Estados Unidos, de esta manera, ha sido un lugar común en las entrevistas que ha concedido Folz en el último lustro. En todas ellas reconoce su interés, pero no por ello deja de asegurar que aún no hay planes específicos al respecto.

'Es una decisión difícil, porque para tomarla, tenemos que disponer de los productos adecuados y realizar las inversiones necesarias para lograr tener una red de distribución adecuada. Si no, nuestros esfuerzos no servirán para nada'.

Pese a la escasa madurez del proyecto -a tenor de lo expuesto por Folz- el camino parece ofrecer pocas dudas. 'La decisión está tomada, y es un punto destacado de la futura estrategia de PSA'.

Un competidor directo, Renault también asegura tener planes parecidos respecto al mercado estadounidense. La compañía que preside Carlos Ghosn se retiró de EE UU en 1988. Llegó a vender allí 37.540 turismos en 1982, y cayó a comercializar tan sólo 4.152 unidades cuatro años más tarde.

ESPAçA. 'Consolidar las ventas' es el encargo a la dirección

La división española de Peugeot ha renovado buena parte de su cúpula directiva durante el último año, periodo en el que Daniel Rollet se ha ocupado de la presidencia, en sustitución de Bernd Schantz. Al frente de Citroën permanece Magda Salarich. Estos cambios han coincidido con un descenso en las ventas de la marca del león como de su hermana, Citroën.

Las matriculaciones en el mercado español, de esta manera, acumulan una caída del 11,2%, hasta 20.949 unidades. Este descenso se suma al experimentado en 2005, periodo en el que las ventas se desinflaron un 1,6%, según los datos de Anfac. El año pasado se comercializaron en España 313.136 coches. De ellos, 162.963 correspondieron a Citroën y 150.173, a Peugeot.

¿Cuál es el encargo que realizó a la nueva dirección de Peugeot y a la de Citroën en España?

Pues mi encargo es que consigan consolidar las ventas en el país, y que los nuevos lanzamientos, como el 107, el 1007 o el 206, logren cuotas de mercado adecuadas. Confío mucho en nuestro equipo en España.

¿Qué papel representa el mercado español en PSA?

Este mercado es el segundo para PSA, y es crucial para la compañía. Por eso, tenemos que seguir desarrollando nuestra cuota en el país. Es más, estamos muy orgullosos de considerarnos también un fabricante español, y de ser líderes en un mercado tan difícil como es éste.

¿Qué perspectivas mantiene para el mercado peninsular en este ejercicio?

Simplemente, 2006 tiene que ser el año de la recuperación de las ventas y de retorno al crecimiento en España.