Para invertir

La voz y los oídos de las empresas en el mercado

Los departamentos de relaciones con inversores tienen cada vez más importancia. Comunicar para crear valor es su objetivo

Representan la voz en el mercado de las cuatro mayores empresas españolas por capitalización bursátil (Santander, Telefónica, BBVA y Endesa) y son sus oídos ante seis millones de accionistas. Desde un origen modesto hace más de una década, los departamentos de relaciones con inversores se han sofisticado, convirtiéndose en una pieza clave en el engranaje de las compañías para la creación de valor.

'Somos los portavoces de la entidad ante el mercado, los inversores y los analistas financieros. Nuestro trabajo se basa en la comunicación, entendiendo ésta en un doble sentido. Por un lado, explicamos la estrategia y los resultados del banco a los inversores. Además, escuchamos los comentarios que hacen los accionistas, sus peticiones o dudas para poder informar a la alta dirección de qué es lo que quiere el mercado', explica Isabel Goiri, directora del área de relaciones con inversores del BBVA.

Estos departamentos dependen de la dirección financiera y se centran sobre todo en la comunicación con los inversores institucionales, analistas y agencias de rating, aunque trabajan de forma coordinada con áreas próximas como puede ser las oficinas del accionista, encargada de atender a los minoritarios.

Las empresas asumen que una buena comunicación es esencial en un mercado tan desarrollado como el actual, donde todo el mundo tiene acceso en tiempo real a la información. 'Hay compañías que tienen buenas cifras pero no saben transmitirlas y eso se nota en su cotización', señala Eduardo Suárez, responsable del área de relaciones con inversores del Banco Santander.

Estos departamentos suelen estar formados por ocho o diez personas y los perfiles que más se repiten son economistas, abogados e ingenieros. Su vida está ligada a una maleta debido a los continuos viajes para visitar a los gestores de los grandes fondos internacionales. Pueden pasarse casi 90 días fuera de España y mantener entorno a 500 reuniones al año.

'Las presentaciones a analistas se suelen realizar una vez por trimestre, tras la publicación de resultados. Además, se ofrece la oportunidad de seguirlas por internet y conferencia telefónica', apunta Javier Rodríguez, director de relaciones con inversores de Endesa. 'En cuanto a los road shows se celebran como mínimo dos veces al año. Lo que se hace es organizar un par de equipos, uno va con el consejero delegado y otro con el director financiero. Con ayuda de bancos de inversión se preparan entre 200 y 300 encuentros con inversores en las principales plazas financieras del mundo, destacando Londres, Fráncfort y París en Europa, y Nueva York y Boston en EE UU', añade Rodríguez.

Mejorar el precio de la acción

El objetivo de toda esta labor de comunicación es doble: por un lado que el mercado asigne a la compañía el valor que sus gestores consideran apropiado y, por otro, sembrar la confianza entre inversores y analistas para que no cunda el pánico en los malos momentos.

'Nosotros no vendemos acciones de la compañía, tratamos de explicar cómo es y cuál es su estrategia', matiza Ezequiel Nieto, subdirector del área de relaciones con inversores de Telefónica. 'Nuestro mayor activo es la credibilidad. Por tanto, no podemos ni sobrevalorar la acción ni infraponderarla. La credibilidad se gana con los años, contando las cosas como son. Quizás es en los momentos de crisis cuando más importancia tiene esa credibilidad que has sembrado para minimizar los problemas que puedan surgir', agrega.

Los responsables de estos departamentos tienen claro que una buena política de comunicación crea valor para la acción aunque reconocen que es difícil medir en qué cuantía. 'Al final la gente compra un título bien porque le gusta o bien porque explicas correctamente. Yo creo que es una mezcla de los dos motivos. Es complicado medir la creación de valor de Relaciones con Inversores aunque sí se puede intuir por la volatilidad de la acción. Una buena comunicación debería conducir a que el valor tuviese una baja volatilidad ante determinados hechos', comenta Goiri.

'También se puede medir nuestra labor comprobando que la base accionarial sea diversificada, que no esté demasiado concentrada porque eso significaría mayor vulnerabilidad. O bien a través de la evolución de las recomendaciones de los analistas, que no haya cambios bruscos en su valoración y que si se cambian de comprar a vender sea porque la acción haya alcanzado su precio objetivo', apostilla.

Aunque todos estos expertos reconocen que los temas de buen gobierno han ganado peso en las decisiones de los grandes inversores, matizan que 'lo que más les sigue preocupando es la estrategia del grupo'.

Ligera caída del número de accionistas

Los datos oficiales acerca del número de accionistas que tienen las compañías sólo se conocen una vez al año. Este momento llega con las Juntas, cuando Iberclear les proporciona los datos para poder convocar a todos sus propietarios.

Las empresas contratan servicios externos, sin embargo, para hacer revisiones más periódicas de su base accionarial. En el caso de los cuatro mayores valores del mercado, su capital rota mucho y es difícil saber al detalle quienes son sus accionistas en todo momento. No obstante, sí tienen identificados a sus 1.000 o 2.000 principales inversores.

Con los datos oficiales en la mano (los últimos son de 2005) lo que se detecta es una ligera caída en el número de accionistas de los blue chips del mercado. Esta tendencia sólo se incumple en el caso del Banco Santander, quien tras la compra del Abbey británico en 2004 multiplicó por dos sus accionistas. El resto (Telefónica, BBVA y Endesa) perdieron 180.207 inversores entre las tres compañías el pasado ejercicio.

BBVA. Isabel Goiri. 'El mercado espera del banco crecimiento con bajo riesgo'

La transparencia es, según Isabel Goiri, directora de relaciones con inversores del BBVA, el rasgo que debe primar en un departamento como este. 'Si tienes un órgano de comunicación lo que tienes que hacer es explicar a los inversores toda la información que es pública y recibir todas las preguntas que puedan surgir'.

A su juicio, es en los momentos difíciles donde se comprueba si funcionan de verdad los canales de comunicación con el mercado, con la base accionarial y con los analistas.

Goiri cree que lo que los inversores esperan del banco en este momento 'sigue siendo crecimiento con un bajo perfil de riesgo'. En su opinión este crecimiento no tiene que ser sólo a través de compras. 'El crecimiento no orgánico es muy complicado porque el perímetro del grupo puede crecer pero no necesariamente crecer el beneficio por acción (BPA). Lo que mira el accionista y, al final es el sustrato de la acción, son el BPA, el ROE o la eficiencia. Si tú creas valor el mercado puede tardar en reconocértelo pero al final esta ahí', señala.

BBVA tiene uno de los free floats más elevados del mercado. 'Los inversores saben que tenemos los intereses del equipo directivo y de los accionistas perfectamente alineados. A todos nos guía lo mismo: generar valor y que el precio de la acción descuente todo su potencial.' Goiri lleva al frente del departamento tres años y dirige un equipo compuesto por ocho profesionales.

Banco Santander. Eduardo Suárez. 'En EE UU tenemos aún mucho margen para captar inversores'

La compra de Abbey multiplicó por dos el número de propietarios del Banco Santander, y ahora, con más de dos millones, su base accionarial es una de las más extensas dentro del sector. Esta situación hace que Eduardo Suárez, director de Planificación Estratégica y de Relaciones con inversores y analistas tenga una agenda de vértigo.

'Tras la adquisición lo más complejo fue convencer a los inversores y accionistas de que podíamos sacar mayor rentabilidad a Abbey', recuerda.

En su opinión, el objetivo del departamento es una mezcla entre conservar los accionistas que ya se tiene y ganar nuevos. 'Mientras en Europa tenemos una base de accionistas muy diversificada, creemos que en EE UU y en Canadá disponemos de mucho margen para captar nuevos inversores', explica.

Suárez considera que lo principal es tener una buena comunicación con inversores y accionistas, dándoles todos los datos que se puedan proporcionar y escuchar sus inquietudes. 'El mercado es insaciable. Quiere crecimiento del beneficio por acción, saber cuáles vayan a ser nuestros siguientes pasos, si vamos a entrar en China, ...'

Licenciado en Administración de Empresas por Icade-Comillas y en Derecho por la Universidad de Deusto, Suárez lleva desde 2002 al frente del departamento tras más de 14 años dirigiendo las compañías de gestión de activos del grupo. Bajo su mando tiene seis personas.

Telefónica. Ezequiel Nieto. 'Nos preguntan bastante si la generación de caja es sostenible'

A finales del pasado mes de octubre Telefónica lanzó una opa sobre la británica O2. Esta operación centra ahora buena parte de los esfuerzos del departamento de relaciones con inversores de la operadora, cuyo subdirector es Ezequiel Nieto. La compra ha permitido a Telefónica entrar en nuevos mercados pero también ha elevado su endeudamiento.

'La opinión del mercado cambia pero básicamente su atención se centra en la evolución de los negocios de la compañía y en su política de retribución', señala Nieto. 'Ahora el mercado nos pregunta bastante acerca de la sostenibilidad a futuro de la generación de caja pero creo que es porque compañías del sector han hecho profits warning en este sentido. En el caso de Telefónica estamos respondiendo mucho mejor y hemos sabido explicar bien al mercado que nuestro objetivo es tener un nivel de deuda sobre Ebitda inferior a las 2,5 veces' añade. La alta dirección de Telefónica, según Nieto, 'concede gran importancia a lo que opina el mercado y a la evolución de la cotización'. Por este motivo, el departamento, además de las funciones típicas (comunicación con inversores y analistas, preparación de road shows...) realiza un seguimiento constante de lo que está ocurriendo en el mercado, especialmente en las otras compañías del sector, para mantener informados a los gestores.

Nieto está al frente del departamento desde 2002 y dirige un equipo de 10 personas.

Endesa. Javier Rodríguez. 'La opa multiplica la necesidad de información de los accionistas'

La agitada actualidad entorno a Endesa provoca que departamentos como comunicación, secretaría general y relaciones con los inversores hayan doblado la carga de trabajo. Al frente de esta última área se encuentra desde abril de 2005 Javier Rodríguez. La entrevista se realizó cuando aún no se conocía la opa de Eon.

'En una situación normal, los accionistas pueden tomarse su tiempo para decir si compran o venden pero con una opa delante tiene que tomar esa decisión en muy poco tiempo. Por lo tanto, se multiplica la necesidad de información y si antes teníamos casi dos años para comunicarnos con todos los accionistas ahora tenemos sólo dos meses', explica.

Para Rodríguez la tarea del departamento es lograr que los inversores que haya comprado endesas 'le saquen vía dividendo y vía evolución de las acciones una rentabilidad a su dinero mayor a la de una activo con un riesgo similar'.

Este experto cree que la opinión del mercado oscila mucho y si hace cuatro años pedía inversiones, ahora exige el mayor retorno de caja posible. 'El departamento traslada esas peticiones a los gestores y estos deben tener la suficiente madurez para decidir qué es lo que estratégicamente más conviene'. Rodríguez, que dirige un equipo de 10 personas, reconoce que le preguntan a menudo por los blindajes: 'Es importante explicar que están para proteger al minoritario y que nadie pueda controlar la empresa con un 15%'.