Evolución en Bolsa

Gamesa llega al máximo histórico aupada por especulaciones de opa

Gamesa cerró ayer su cuarta jornada consecutiva al alza. La subida acumulada es del 6,78% y ha colocado a la empresa en máximos históricos. Los expertos achacan el tirón del valor a las crecientes expectativas de opas que dominan el mercado.

La marea de operaciones corporativas ha llegado hasta Gamesa. La posibilidad de ser opable siempre ha estado presente para Gamesa. Pero tras el terremoto empresarial provocado por la oferta de Eon sobre Endesa, esa expectativa de opa se ha hecho más factible que nunca. La compañía subió ayer un 2,07% y cerró a 14,8 euros, máximo histórico. La compañía ha subido un 6,78% en la semana y prácticamente un 19,74 % en el año.

'Los movimientos corporativos que se están dando en el sector eléctrico han contagiado a Gamesa, que siempre ha estado en las quinielas para ser objeto de compra. El valor ya está caro y una de las razones principales que explican su tirón actual es la especulación', confirma Luis Rose, de Inverseguros.

No faltan argumentos de actividad para justificar una marcha positiva del valor en Bolsa. En EE UU, donde la compañía ha logrado una buena posición, el Gobierno acaba de prorrogar dos años más los PTC (production tax credit), que son exenciones fiscales en buena parte del beneficio que obtienen las empresas de energía eólica. En España, la Administración tiene un plan para duplicar la potencia instalada de energía eólica en cinco años.

'Todo lo negativo ya ha sido descontado en la cotización y prácticamente no quedan más que noticias positivas. Pero eso no justifica ni mucho menos los niveles actuales a los que cotiza Gamesa', explica un gestor que prefiere no ser identificado.

Uno de los factores que pesa sobre el valor es la intención declarada de BBVA de deshacerse de todas sus participaciones industriales. La corporación IBV, participada a medias por BBVA e Iberdrola tiene una participación del 25,78% en Gamesa, según los datos de la CNMV.

'El hecho de que uno de los accionistas mayoritarios haya reconocido que no tiene vocación de permanencia y que compañías como Siemens y General Electric hayan manifestado su interés por entrar en el mercado, hacen de Gamesa una empresa susceptible de opa', apuntan desde Norbolsa. 'Su tamaño 3.600 millones de euros de capitalización bursátil hace que tampoco esté protegida', añaden desde Norbolsa.

El valor ha sabido sortear la corrección iniciada en septiembre y que concluyó a finales de octubre. La subida acumulada desde entonces es del orden del 30%. La cuestión ahora es si durará esta racha. 'A no ser que presente un plan estratégicamente muy bueno, Gamesa no me parece atractiva a estos precios. La relación entre beneficios y cotización ya está ajustada', advierte âscar Germade, de Cortal Consors.