Guerra de patentes

Un juez analiza hoy el cierre de los servicios de Blackberry en EE UU

La canadiense RIM, fabricante de los dispositivos BlackBerry, ganó el miércoles algo de terreno en su disputa de patentes con NTP. Pero un juez federal de EE UU podría decidir hoy el cierre de sus servicios de mensajería móvil, que según la empresa estadounidense NTP se sustentan en una tecnología patentada de su propiedad.

Research in Motion (RIM) lleva más de cuatro años embarcada en una batalla legal con NTP, que le acusa de utilizar ilegalmente sus patentes. Ambas compañías llegaron a suscribir un acuerdo a principios de 2005 por el que la primera pagaría una compensación de 450 millones de euros, pero se convirtió en papel mojado poco después. En la actualidad los analistas señalan que una salida negociada podría costarle a RIM hasta 1.000 millones de dólares.

A partir de las nueva de la mañana (tres de la tarde en España) el juez James Spencer escuchará los argumentos de NTP, que ha solicitado que se detenga la venta de dispositivos Blackberry en EE UU, una petición que el magistrado ya aceptó en 2003 pero que quedó pendiente de aplicación a la espera de que se resolviera la apelación presentada por RIM.

RIM ha negado reiteradas veces que haya usado sin permiso tecnologías patentadas y considera prematuro pensar en una orden judicial que le ordene cerrar el servicio. En los documentos aportados en el proceso ha afirmado que existe un "interés público excepcional", especialmente porque lo usan trabajdores implicados en la seguridad nacional y servicios de salud.

NTP ha sugerido que si el juez decide el cierre del servicio podría darse a sus usuarios un plazo de gracia de 30 días para que se hagan con otro medio de comunicación.

Mientras el litigio ha continuado en los tribunales, las autoridades estadounidenses han vuelto a examinar la validez de las patentes de NTP. El pasado miércoles la Oficina estadounidense de Patentes y Comercio (PTO, por sus siglas en inglés) publicó la desestimación final de una de las cinco patentes disputados propiedad de NTP.